Los contrayentes se encontraron a las puertas del museo. (PAULA FERNÁNDEZ)