Un turista capta la belleza de los acantilados del Cabo Peñas con su móvil en marzo. (L. VENTURA)