Natanael Jiménez tiene en su coche mantas, una almohada y una cafetera. (L. VENTURA)