Isolina García pidió 1.200 euros para pintar su casa y la financiera le reclamaba 5.313. (L. V.)