Su afición vino a raíz de que un familiar le regalase un disco de C.C. Catch, que aún conserva.