Así dejaron una puerta en Cardo. (N. FERNÁNDEZ)