Número 113. Octubre 2014

Los marineros saludan a un millitar durante las celebraciones. (VIÑA)

LA MEMORIA DE LOS HOMBRES DEL ALBA

La I Alborada Transoceánica se celebró el 14 de setiembre de 1978 

gracias al impulso de la primera peña marinera de Candás: Resaca

Octubre 2014 / Carreño 

PAULA FERNÁNDEZ (Candás)

 

Las historias de los hombres del Alba (e integrantes de la peña Resaca, la primera que se fraguó en Candás) sobre la vida marinera del pueblo darían para llenar un libro. Aún quedan tres que pueden contar en primera persona las raíces de la Alborada. Uno de ellos, José Viña Serrano, «Viña»,  recuerda con nostalgia que aquel primerizo evento transoceánico se celebró el 14 de setiembre de 1978. Sus compañeros de pandilla, que por aquel entonces eran 18, tenían estrechos lazos con la mar. El salitre corría por sus venas. Todos eran pescadores. Juntos, con la ayuda de sus mujeres, hicieron que la madrugada del día del Cristo fuera uno de los actos más multitudinarios de las fiestas grandes de la capital de Carreño.

 

La peña Resaca empezó a encargarse de la organización de esa jornada a petición de Joaquín Aramendi «El Chó», que en aquel tiempo era presidente de la Cofradía del Alba. Como candasinos de pro, no dudaron ni un momento. Así, cada madrugada del 14 de setiembre engalanaban el paseo marítimo con banderas, recibían a las autoridades y sacaban sus barcos para soltar coronas de flores como homenaje a los marineros fallecidos en la mar, algunos de ellos compañeros de pandilla. «Joaquín Rodríguez “El Pozalo” y otros lanzaban las bengalas atrasadas de los barcos, porque es obligatorio que las lleven todas las embarcaciones pero tienen fecha de caducidad», explica «Viña».

 

Buques de guerra se concentraban en las inmediaciones del puerto candasín durante este día tan señalado. Previamente, dragaban la ensenada del muelle. Así lo explica la Cofradía del Alba, integrada por la peña mencionada, aludiendo a la segunda edición de este acto, en 1979. «Buques de diferentes pabellones representarán a las naciones bañadas por los cinco grandes mares. 

La Armada Española y el Ejército del Aire, en su calidad de navegantes, estarán representados por el dragaminas “Sil”, patrullero “Cadarso” y el guardapesca “Salvora” por lo que respecta a la Armada y aviones y helicópteros por el Ejército del Aire», todo un despliegue de medios que a nadie dejaba indiferente.

 

Los auspiciadores de la Alborada recuerdan aquellos años como gloriosos porque, de entrada, las fiestas del Cristo duraban una semana. También señalan que el paseo marítimo, que recibe también el nombre de paseo de la Armada Española, estaba repleto de gente llegada desde diferentes puntos de Asturias, que no hacían más que acompañar en el duelo de esta jornada a los marineros candasinos. El acto más solemne, y quizá el que mayor sentimiento producía era el momento en que mezclaban las aguas de todos los continentes en la farola de la playa Palmera, también conocida como Templo de los Océanos. Allí se subían varios componentes de este grupo con aguas de diferentes mares. ¿Cómo las conseguían con los escasos medios de la época? «Iberia nos las traía gratis», recuerda José Viña Serrano, «Viña».La peña Resaca conserva las cartas remitidas por el ministro de Obras Públicas en las que tratan acerca del asunto que traía de cabeza a los pescadores: la creación de un dique en el puerto, así como del espigón. 

 

La transcendencia de la Alborada Transoceánica de Candás era tal que incluso la banda de música militar de Ferrol acudía gratis para actuar esa jornada. «Ellos sacaban al Cristo a hombros en procesión por Candás», rememora «Viña». Todo esto se fue perdiendo poco a poco con el paso del tiempo y por las voces críticas que censuraban con que la Alborada estaba militarizada. De la peña Resaca quedan tres hombres y unas cuantas viudas que rondan los 80 años. Ahora, son muchos menos los que se acercan al muelle en el alba del 14 de setiembre, pero sigue perviviendo en estos pocos la esencia de lo que un día fue un pueblo eminentemente marinero

1/6

¿Cómo leer la

edición impresa

de EL FARO?

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.