Número 117. Febrero 2015

El 42% de las compras inmobiliarias en Carreño de 2014 se pagaron a tocateja

 

La notaría local registró 62 transacciones el año pasado frente a las 43 de 2013

Febrero 2015 / Carreño 

PAULA FERNÁNDEZ (Candás)

 

El 42% de las compras inmobiliarias en Carreño de 2014 se pagaron a tocateja. La notaría de Candás contabilizó 62 operaciones de compraventa el año pasado, de las que 36 se hicieron con ayuda de una hipoteca y las 26 restantes sin contratar créditos ni préstamos bancarios. 

 

Un buen porcentaje de compradores utilizaron la «fórmula china»: dar la espalda al banco para despreocuparse de los vaivenes del Euribor y ahorrarse miles de euros. A buen seguro se trata de personas previsoras que ahorraron dinero durante los años más duros de la crisis y aprovecharon la bajada de precios de pisos y casas para adquirir «gangas» inmobiliarias. Chalés en Piñeres que hace años se vendían por 300.000 euros pasaron a ofrecerse a casi la mitad: 160.000. Y se obró el milagro. Después de varios años vacíos, en apenas unos meses se vendieron todos. Más de lo mismo ocurrió con las viviendas de las últimas promociones hechas en la capital del concejo. Por ejemplo, La Caixa asegura que vendió en menos de una semana (la última de enero) tres de los seis mini pisos del edificio rehabilitado de Valdés Pumarino, número 22. Estos también pudieron pagarse a tocateja. Se despacharon con precios desde 44.000 a 60.000 euros. 

 

El notario de Candás, Juan José Álvarez Álvarez, admite que «las compraventas subieron mucho. La mayoría fueron de inmuebles de segunda mano y entre particulares, más que de constructores». Los datos hablan por sí solos. El año pasado hubo 62 compras de propiedades mientras en 2013 se registraron 43. Eso sí, estas cifras encuadran tanto viviendas como  fincas rústicas, garajes y trasteros. 

 

En Candás, al contrario que ocurre en las grandes ciudades, apenas hubo compra de inmuebles al denominado «banco malo», la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria). Álvarez Álvarez indica que este tipo de operaciones fueron meramente testimoniales, «unas tres o cuatro en 2014».

Las novaciones de hipotecas también subieron exponencialmente de un año a otro, casi el triple, de cinco a 14. Quien ya tenía escriturada una propiedad pendiente de abonar a un banco, aumentó los plazos de pago ante las dificultades económicas o buscó otro para mejorar las condiciones hipotecarias. No es de extrañar que un comprador pase su hipoteca de una entidad a otra para beneficiarse de la oportunidad de conseguir el dinero que necesita. Además, los bancos están ofertando préstamos con cláusulas menos abusivas que hace unos años, en pleno boom inmobiliario. Lo mismo ocurrió con las escrituras para ampliar las hipotecas. En este caso, la notaría de Candás registró ocho operaciones de aumento de capital el año pasado, mientras en 2013 hubo la mitad.

 

SIN CLÁUSULAS SUELO

Álvarez desvela que no figuraba la temida cláusula suelo en la mayoría de las hipotecas firmadas en 2014. Este concepto, por el que muchos compradores denunciaron a entidades bancarias, delimita un mínimo de intereses. Como ejemplo, si el banco marca una cláusula suelo del 4% y ese porcentaje es mayor que la suma del Euribor más el diferencial, los hipotecados se veían en la obligación de abonar la cantidad marcada en la famosa cláusula. Esto podría ocurrir en la mayoría de las 36 operaciones registradas en la notaría de Candás, donde «las hipotecas iban con Euribor más un 2% o 3%», es decir, 2,329% o 3,329% de intereses (teniendo en cuenta el índice medio de diciembre de 2014).

 

El incremento de la compra de inmuebles no viene aparejado al aumento de actividad en la notaría. Las oficinas de Bernardo Alfageme tramitaron 583 escrituras el año pasado, la cifra más baja desde 2001. El año en que más movimiento hubo fue 2002, donde se firmaron 1.682 documentos notariales. Esa anualidad coincidió en pleno desarrollo urbanístico en la villa, con varias promociones nuevas en los barrios de La Matiella y Piñeres.

 

De aquella hasta ahora, las escrituras disminuyeron hasta ser menos de la mitad. Álvarez Álvarez se toma con cautela estas cifras, ya que, a su juicio, «lo normal es estar en unas 1.100 al año, como ocurrió en 2006 y 2007».

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

Aumentan las renuncias a las herencias

Febrero 2015 / Carreño 

P. FERNÁNDEZ (Candás)

 

El notario de Candás, Juan José Álvarez Álvarez desvela que aumentaron las renuncias de las herencias de 2013 a 2014. El año pasado hubo 10 personas que rechazaron los bienes de sus allegados, de los seis que se registraron la anualidad anterior. 

 

Y es que se puede heredar en negativo (deudas) o recibir demasiado y no tener efectivo para hacer frente a los impuestos. Porque para heredar hay que pagar. De hecho, en el Principado de Asturias hay que desembolsar un alto porcentaje de lo heredado (8%) por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, además de los demás tributos que existen en el resto de España. 

 

Al hilo de este asunto, Álvarez Álvarez añade que «los testamentos también bajaron». Es decir, que pocos son los vecinos que acuden a la notaría de Candás a repartir en vida sus bienes. Estas cifras, lógicamente, están ligadas con variables difíciles de predecir, como el número de fallecidos en cada año.

El notario revisa un tomo con escrituras. (PAULA FERNÁNDEZ)

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.