Número 122. Julio 2015

Tizón explica que muchas de las personas con las que trató le comentaron siguen acudiendo al chalé que alquilaban en verano, a pesar de que ahora están vallados, como el que ilustra esta imagen. (LORENA VENTURA)

ARTE NACIDO DE UN SHOCK

Juan Tizón y Sofía Castañón preparan la muestra «Ciudad de Vacaciones: el tiempo secuestrado», en la que colabora José María García Burgos

Julio 2015 / Carreño 

LORENA VENTURA (Perlora)

 

De la indignación también puede nacer algo positivo. Una pareja de Gijón, Juan Tizón y Sofía Castañón, está ultimando un proyecto artístico sobre la privatización del tiempo libre que verá la luz en otoño, entre finales de setiembre y principios de octubre, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto. «Ciudad de Vacaciones: el tiempo secuestrado es un ejemplo idóneo de cómo los obreros intentan recapitalizar para ellos mismos, socializar el tiempo libre, pero el sistema se acaba volviendo en contra de ellos para quedárselo. La idea es mostrar esta evolución: desde las cuotas de los trabajadores para disfrutar de sus vacaciones al abandono actual», explica Tizón, ilusionado con su primera exposición. Tizón no es nuevo en los círculos artísticos: colaboró en otras muestras colectivas con el Premio Astragal. Además, está especializado en documentales y videoclips. Sus últimos trabajos a través de su propia productora (Sr. Paraguas) han sido para artistas como Nacho Vegas (guión y dirección) o Bunbury (dirección de fotografía). 

 

¿Por qué Perlora? «Lo conocía de siempre. Vine hace unos años con mi pareja, vi como estaba y sentí un shock. Me quedé dándole vueltas, dándole vueltas… quería hacer algo. Empecé a reflexionar de cómo el capitalismo se comió el ocio de los trabajadores», incide.

 

La exposición consta de imágenes de memoria de 15x15 sobre el auge del recinto vacacional y otras actuales sin elemento humano en gran formato (50x50), realizadas en fotografía analógica con cámara de medio formato. «Me encantan las postales de los 60 y quise captar esa textura, esa calidez», subraya. Las instántaneas se acompañarán de locución y vídeo.

 

La iniciativa ha disfrutado del respaldo institucional, a pesar de que cuenta con una importante carga de crítica. Recibió una subvención de 2.000 euros de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Gijón. Aunque el discurso puede ser incisivo, también resulta filosófico porque «la exposición no está politizada», defiende. 

 

COMO EN MARBELLA

Aún no ha hablado con Carreño para exportar la muestra. Prefiere primero cruzar el Pajares. «Me gustaría poder seguir recabando información sobre Perlora para trasladarme en algún momento a Tarragona y Marbella, que fueron los otros dos sitios donde se montaron ciudades residenciales». El primer recinto está olvidado al igual que Perlora y el segundo se convirtió en una especie de resort. «Querían aplicar el modelo de Marbella en Perlora, pero estalla la burbuja inmobiliaria y ya no saben qué hacer. Se frustran los planes», critica. 

 

 

 

 

Un coleccionista de Carreño ayudará a Tizón y Castañón cediendo de forma desinteresada las piezas antiguas de la muestra. Localizaron a José María García Burgos a través de todocoleccion.net porque éste tenía a la venta un plano de Perlora de antaño, donde están señalizadas partes que no se llegaron a construir, como un puente. «Irá enmarcado y abrirá la exposición», destaca Tizón. El candasín también aportará revistas del sindicato vertical que anunciaban nuevas construcciones de chalés por parte de empresas como Banco Herrero o Hunosa. También se enriquecerá el proyecto con postales de la editorial Larre e incluso con algún que otro souvenir de los años 60 y 70, época del boom del turismo.

 

«La Ciudad de Vacaciones: el tiempo secuestrado» tiene un fuerte componente sentimental. «Fui mucho con los amigos en tren, pero lo emotivo vino a posteriori, más sobre la experiencia que estaba viendo de otra gente que sobre la mía propia. Por ejemplo, a través de César Quintanilla y el grupo “¿tú… trabayaste en Perlora?” o conociendo a las dos hermanas que aún viven allí (María Luisa e Imelda Rodríguez)», relata. Más cerca tiene a su padre, jubilado de Cajastur, al que le ofrecieron varios años un chalé pero «al vivir en Gijón prefería ir a Málaga. Si lo llego a saber, hubiese guardado las circulares que nos mandaban», bromea el progenitor. 

 

¿Un sueño para el lugar? El de otros tantos asturianos. Que la Ciudad de Vacaciones recupere su esencia. «Aquella especie de paternalismo industrial que trataba de devolver el tiempo libre a los trabajadores», concluye Tizón. 

«Querían aplicar el modelo de Marbella en Perlora, pero ya no saben qué hacer»

Un mapa del recinto vacacional de los años 70, cedido por candas66, servirá de apertura de la exposición. (L. VENTURA)

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.