La Policía Local y los bomberos, durante el incendio que redujo a escombros el inmueble. (J. M. G.)