Estado actual del templo. En el recuadro, una de las grietas que fue tapada con cemento. (PAULA FERNÁNDEZ)

La iglesia de Guimarán,

en riesgo de derrumbe

Técnicos concluyen que

el templo peligra porque la vigería «está cedida»

 Mayo 2016 / Carreño
PAULA FERNÁNDEZ (Guimarán)
 
La iglesia de San Esteban de Guimarán podría venirse abajo. Las grietas de las paredes y, sobre todo, de la bóveda y la techumbre, son la muestra visible del peligro que corre el templo. Por eso, los vecinos crearon una comisión hace dos meses, presidida por Luis Correas Fernández, para hacer las reparaciones pertinentes. 
 
Sería la tercera vez que se acomete una reforma de importancia en la iglesia en los últimos 100 años. El edificio religioso, cuyos cimientos datan del siglo XVI, fue quemado durante la Guerra Civil, por lo que tuvo que ser restaurado en los años 40.
 
El anterior párroco de Guimarán, Jesús Herminio Sánchez Menéndez, concretó que las obras se hicieron de forma poco ortodoxa: «Aprovecharon la escoria que salió del derrumbe de algunas partes». Por ello, volvieron a adecentarlo más adelante, hace unos 25 años. Ahora, la obra será costosa, teniendo en cuenta que van a tener que asegurar todo el tejado.
 
Correas Fernández explicó que, antes de que se constituyera la comisión, «vinieron unos técnicos de Navarra con unos aparatos que miden el subsuelo para mirar posibles grietas en los cimientos. En un principio pensábamos que era culpa del firme, que había pisado la iglesia y, por eso, las paredes estaban abriendo. El estudio confirmó que los cimientos están bien», apuntó.

 
A principios de abril, otros técnicos miraron en qué situación está la iglesia y volvieron a sacar las mismas conclusiones. «Inspeccionaron el techo, la cumbre, la bóveda y las cubiertas del tejado. Comprobaron que toda la viguería que está sujetando el tejado está un poco cedida. Eso tiene unas cargas hacia el exterior, hacia las paredes. Empuja las paredes hacia el exterior y, por ahí, han aparecido grietas», añadió Correas Fernández.
 
Algunos vecinos valoraron que el paso de los trenes que van de una factoría a otra de ArcelorMittal pudo afectar al crecimiento de las grietas. «Yo he contabilizado hasta 200 convoyes al día», argumentó el portavoz vecinal.
Se trata de una situación crítica que va a más. Hace unos años, se colocaron testigos en la iglesia para dejar constancia de la progresión de las grietas. Es decir, se rellenaron con yeso o cemento los huecos para ver si aumentaban. Y volvieron a aparecer con el tiempo. 
 
El mal estado del inmueble preocupa porque allí se celebran misas todos los domingos y los niños que se preparan para la Primera Comunión tienen allí las clases de catequesis. 
 
También hay problemas en el camposanto. «Hubo desprendimientos importantes en unos aleros exteriores que dan al cementerio. Cuando hay un funeral, se acumula tanta gente que algunos se ponen al lado de la iglesia. Por eso pusimos unas cintas de baliza con el objetivo de que no se acerquen. Tenemos miedo de que se desprenda un cascote y pase algo», afirmó la comisión, que ahora espera el informe definitivo para pedir presupuestos a contratistas y empezar a recaudar fondos para pagar la obra. Buscarán dinero por todos los medios. «Vamos a visitar a entidades públicas, Arzobispado, empresas y luego contaremos con la ayuda de los vecinos y colaboraciones de otras personas», recalcó Correas Fernández.
 
 
1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.