Gozón abre la veda contra los

«fines de semana» con el expediente

a varias construcciones en Cardo

Los afectados se enfrentan a multas de 6.000 euros y el derribo • Jorge Suárez: «No podemos invertir en alguien que no paga impuestos»

Enero 2017 / Gozón

LORENA VENTURA (Luanco)

 

Tolerancia cero contra las construcciones fuera de ordenación. El Ayuntamiento de Gozón está dispuesto a acabar con los «fines de semana» ilegales y ya ha abierto la veda para eliminarlos, empezando por la parroquia de Cardo. El alcalde, Jorge Suárez, avanzó a EL FARO que se ha abierto expediente a «varias construcciones del camino del Bogalín» que, según el regidor, fueron levantadas «sin licencia». El procedimiento administrativo fue iniciado de oficio, sin que mediara denuncia. 

 

«No se puede hacer una inversión pública en alguien que no paga impuestos», aseveró el primer edil, firme en su intención de acabar con las decenas de prefabricados que, en su opinión, dan imagen de «chabolismo» al concejo. De hecho, la decisión de expedientar a los propietarios de los «fines de semana» de Cardo se produce poco después de que el regidor instase al Principado a acabar con los prefabricados de Bañugues y Antromero, que fueron calificados de «chamizos». 

 

¿Cuáles serán las consecuencias para los afectados? En primer lugar, si se comprueba que efectivamente levantaron sus construcciones sin licencia, se enfrentan a una multa de entre 150 y 6.000 euros (se suele considerar que la infracción es leve porque los «fines de semana», prefabricados, «mobil-homes» y similares son edificaciones de escasa entidad). A continuación, serían instados a desmontarlos o legalizarlos (si es que esta opción es posible). 

 

¿LEGALIZABLES? En este sentido, los propietarios podrían encontrarse con algunos obstáculos. El primero de ellos está relacionado con las características de la construcción, caso que no cumpla con los requisitos legales exigidos con carácter general a los edificios de uso residencial.


 

 

 

Ningún vecino denunció irregularidades urbanísticas

 

L. VENTURA (Luanco) 

 

Ninguna persona denunció irregularidades urbanísticas durante 2016, tal y como pedía el alcalde de Gozón en marzo del año pasado, aduciendo «falta de personal» en la oficina urbanística para realizar una labor inspectora. Así las cosas, la contada apertura de expedientes ha llegado por otros cauces, principalmente a través de la Policía Local o la Guardia Civil (delegación del Servicio de Protección de la Naturaleza –Seprona–). 

Por ejemplo, la normativa sobre habitabilidad, diseño o superficies mínimas para las viviendas del Principado de Asturias o el Código Técnico de la Edificación, que exige hacer uso de energías renovables, aislamientos y un largo etcétera.

 

En este caso, para legalizar habría que invertir en mejoras, previa presentación de un proyecto de arquitectura visado por el colegio correspondiente. 

 

El segundo obstáculo, difícilmente salvable, tiene que ver con el tipo de suelo, caso que la construcción se sitúe en un terreno donde el Plan General de Ordenación o cualquier otro instrumento urbanístico, como el nuevo Plan Territorial Especial de Suelo no Urbanizable de Costas, no autorice las edificaciones con uso de vivienda. 

¿Qué pasará con las construcciones expedientadas en Cardo? Jorge Suárez aseguró que los casos están siendo objeto de estudio en la Oficina Técnica Municipal y que cree que, en principio, tales edificaciones son «legalizables». 

Camino del Bogalín. (LORENA VENTURA)

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.