EL FUTURO DEMOGRÁFICO DE PEÑES

José Manuel García «Lolo» trabaja de mantenimiento en un colegio. A la derecha, Ignacio Santiago Artime, frente al hotel de la cadena sueca Sunwing, donde empezó a trabajar en 1988. (E. F.)

«EN ASTURIAS NO HAY ESTABILIDAD LABORAL»

Cuatro emigrantes cuentan que se fueron para encontrar un trabajo fijo

Febrero 2017 / Comarca

LORENA VENTURA (Candás / Luanco)

 

«Estaba cansado de trabajos puntuales y eventuales. Vine de vacaciones a Tarragona y enseguida encontré un puesto. Lo primero que me sorprendió fue ver carteles en las tiendas buscando gente». Son las palabras José Nieto Serrano, auxiliar de enfermería que lleva 17 años lejos de su tierra, pero podrían extrapolarse a la mayoría de los emigrantes de la Comarca. 

 

La tónica suele ser la misma y el retorno, salvo en vacaciones, está prácticamente descartado. No solo atan las responsabilidades laborales, sino también el amor. Tres de los cuatro consultados se fueron para trabajar, encontraron pareja fuera y formaron una familia al otro lado del túnel del Negrón. Al candasín José Manuel García Suárez «Lolo» le pasó al revés: se marchó a trabajar a Madrid tras conocer a su mujer, Nuria Azores, en un partido de fútbol (Atlético-Sporting), que se disputaba en el Calderón. 

 

A pesar de que adora Candás, «Lolo» tampoco tiene pensado volver, por lo menos, hasta la jubilación, por una razón sencilla: «Estoy fijo como técnico de mantenimiento en el colegio en el que también trabaja mi mujer». Y eso que admite que en Madrid la cosa no está para tirar voladores. «No hay nada de nada por ningún lado. Conseguir un empleo es misión imposible. Hay quien trabaja 14 horas por 400 euros», explica. Originario de El Nodo, relata que se asentó en la capital hace siete años para escapar del estallido de la burbuja inmobiliaria. «Llevaba 23 años en una empresa de construcción, pero llegó la crisis y nos mandaron para casa».

 

El objetivo está claro: lograr un trabajo para toda la vida. Y si puede ser para el Estado o un sector en alza, mejor que mejor. Dos gozoniegos, de idéntico nombre, edad y mismo lugar de residencia, tomaron la delantera hace bastante más tiempo. Ignacio García Alonso, natural de El Ferrero, hizo las maletas en 1992, cuando sacó una plaza de funcionario de prisiones. Después de un cuarto de siglo fuera y  con 58 años de edad, solo se plantea pedir el traslado de Lanzarote a Asturias ahora que su hijo empieza la Universidad.

 

Coincidencias del destino, él vive en la misma calle que un compañero del instituto de Luanco. Ignacio Santiago Artime se marchó hace 30 años de la Comarca para completar sus estudios y se asentó definitivamente en las islas Canarias tras encontrar un trabajo estable en una cadena hotelera. Ambos amigos comparten casi todo, incluso su afición por leer EL FARO cada mes, pero discrepan en cómo ven la situación económica de Asturias.

José Nieto trabaja en Institut Pere Mata. (E. F.)

Madrid y Europa, principales destinos

 

L. V. (Luanco / Candás)

 

El «Estudio sobre Migraciones en Asturias 2015» hace una radiografía exhaustiva de los flujos demográficos de 2015, aportando datos interesantes sobre el éxodo de vecinos de Carreño y Gozón. 

 

Uno de los aspectos más importantes es la edad de los emigrantes: la mayoría son hombres y mujeres que pertenecen a la población activa. La cifra escala a partir de los 25 años, que es la edad en torno a la que los jóvenes terminan sus estudios universitarios, y se mantiene constante hasta los 54 años. Es decir, que no es una migración que persiga un retiro al sol tras la jubilación.

 

En relación a los destinos, en 2015 los nacidos en España (187) prefirieron quedarse en las fronteras nacionales (la mayoría, 40, se instalaron en Madrid) y unos pocos (15) probaron fortuna en otros países de la Unión Europea. Por contra, los vecinos nacidos fuera de España (44) se decantaron más por el extranjero (30), tal vez porque muchos retornaron a sus países de origen. 

 

El primero tiene una visión más negra. «No hay muchas oportunidades laborales porque las industrias, como ArcelorMittal, cada vez emplean a menos operarios. Carreño tiene alguna empresa más, pero no creo que haya estabilidad laboral», valora. Sin embargo, su vecino opina que «Asturias está igual o incluso mejor que otras comunidades. Hay más puertas abiertas».

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.