El profesor luanquín, en una muestra de arte contemporáneo en Túnez. (V. F.)