Parte del equipo, durante uno de los entrenamientos. (V. F.)

El rugby vuelve a Candás

Varios aficionados luchan por recuperar la sección

del deporte de contacto en el Club Náutico de Carreño

Abril 2017 / Deportes

VICTORIA FERNÁNDEZ CAMACHO (Candás)

 

Han pasado 30 años desde que desapareciera el único equipo de rugby que se formó en Candás. Ahora, varios aficionados a este deporte quieren hacer renacer el Club Náutico de Rugby de Carreño. Más de 20 veteranos empezaron a entrenar en la playa Palmera en enero. El más curtido del equipo es «Lolo» Corrales quien, a sus 56 años, se define como «un amante total» de este deporte tan poco practicado en Asturias. 

 

Corrales recuerda sus inicios, en el año 1975, cuando sólo había cinco equipos de rugby en Asturias. Jugó en el Revillagigedo, en The Peoples y en el Candás. Después de 34 años sin practicar, ha vuelto a los entrenamientos y se siente genial. «Bajé un día a uno de los ensayos y ya no pude parar. Cuando empiezas a jugar ya no hay vuelta atrás. Cada vez lo necesitas más. El rugby es un deporte que odias o que amas, no tiene término medio», asegura el veterano. El candasín reconoce que en aquellos años ya tuvieron la intención de introducir el rugby en la villa marinera, para que se practicara en los colegios .«Lo más suave que nos llamaron fue locos», recuerda. 

 

Ahora él y sus compañeros llaman la atención de los viandantes durante los entrenamientos. «El otro día apareció un irlandés para entrenar con nosotros y ahora está loco de contento; se le da muy bien», explican desde la pandilla.

 

El presidente, Iñigo Varela, rememora cómo empezó a formar el equipo. «Conocí a un entrenador tomando unas cervezas y, poco a poco, hablando del tema, con el boca a boca, conseguimos juntarnos varios aficionados para entrenar», dice. 

 

El «presi» reconoce que le sorprendió el número tan elevado de aficionados que hay del rugby porque «aparecieron muchos amantes de este deporte, de Candás, de Oviedo, de Perlora… Ahora estamos afianzando a los jugadores para formar un equipo estable». 

 

Una vez que el grupo esté consolidado, solo necesitarían un campo sintético homologado para el rugby que podría ser uno de fútbol, al que solo hay que adaptarle los palos de las porterías. Este es uno de los problemas principales. «No hay terrenos disponibles y también existe el temor a compartir un campo de fútbol con nosotros por el miedo a que destrocemos el césped, pero en Irlanda, por ejemplo, todos los campos de fútbol se comparten con el rugby, es cuestión de pasar un rodillo al final de cada partido y el terreno queda como nuevo», asegura Varela. 

 

«Toño» Bueno, el capitán del equipo, explica que el Ayuntamiento de Carreño tiene la intención de apoyarles. Dice que la imagen que se tiene del rugby es de un deporte tosco y bruto, pero que no tiene nada que ver viéndolo desde una grada que practicándolo. «Además de ponerte muy fuerte, disfrutas de cada movimiento», reconoce. 

«Toño» Bueno, capitán; «Cundo» Cuervo, secretario; «Lolo Corrales» e Íñigo Varela, presidente. (V. F.)

Pegatina de época. (V. F.)

 

 

Algo muy bueno, además, que destacan de este juego es su código ético, después de un rato de golpes y dolores, ambos equipos se juntan en un bar para compartir impresiones y tomarse unas cervezas. «Somos enemigos en el campo, pero siempre hay un respeto máximo por el rival», asegura Varela. «La relación entre los jugadores no tiene nada que ver con el fútbol. El fútbol es un deporte de caballeros jugado por villanos y el rugby es un deporte de villanos jugado por caballeros», retrata el presidente.

 

Ahora, todo el equipo se centra en entrenar y, sobre todo, en intentar recuperar la sección de rugby en el Club Náutico de Carreño. «Hablamos con el presidente del Club Náutico (Luis Alfonso Doyágüez) y nos dijo que él nos ayudaría, pero que tenía que ver resultados», asegura  Varela. Por ello, anima a todo el mundo, hombres y mujeres de cualquier edad, a unirse a ellos.

 

Práctica del rugby en el Candás de antaño. (V. F.)

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.