Amy Shamansky y Noel Llopis Artime, en la estatua con el busto de Alejandro Artime, bisabuelo de él. (V. F.)

 

TÚ A LUANCO Y YO A CALIFORNIA

Un matrimonio formado por un gozoniego y una americana

explica su original estilo de vida a caballo entre dos continentes

Mayo 2017 / Gozón

VICTORIA FERNÁNDEZ CAMACHO (Luanco)

 

Es una familia que recuerda a «Tú a Boston y yo a California», pero ellos no se separan como las famosas gemelas de la película. Han optado por vivir a caballo entre dos continentes para que su hija esté más cerca de sus abuelos gozoniegos y pueda recibir una completa educación en el colegio La Canal. Durante cinco años su vida se ha repartido seis meses en Luanco y otros seis en Estados Unidos. Noel Llopis Artime, de 45 años, originario de Santolaya y bisnieto de Alejandro Artime Valdés (cuyo busto preside el parque Zapardel de Luanco), decidió irse con 17 años a estudiar a Estados Unidos y allí se quedó para trabajar y conoció a la que ahora es su mujer, Amy Shamansky, de 48 años y originaria de Ohio. 

 

La pareja tuvo hace cinco años a su hija, Adria, y fue entonces cuando decidió pasar temporadas más largas en Asturias. Hasta entonces, se contentaban con veranear en Luanco. «El primer año nos quedamos tres meses y medio. Después ya fueron cinco meses y Adria empezó al colegio (La Canal), a primero de Infantil», explica el padre.  Su próximo plan vital es establecerse definitivamente en la villa marinera. 

 

La pareja está convencida de que hay más calidad de vida en Gozón. «El ambiente de un pueblo es muy diferente a lo de allí, muy familiar y muy para niños y no como los suburbios de California», reconoce Llopis Artime. 

 

Su mujer, también se ha adaptado perfectamente a la rutina a la vera de la mar. «Me encanta Luanco, me gusta la vida social, salir con amigos, me apasiona caminar por la senda de Moniello. Aquí puedo ir a pie a todos los sitios, no como en California, que necesito coger el coche para todo», admite la estadounidense.

Adria, que también adora Luanco, es completamente bilingüe. Desde que nació, su padre le habla en español y su madre en inglés, algo que choca a sus compañeros de La Canal. «Cuando Amy la va a recoger al “cole” y conversan, los niños se quedan mirándolas extrañados», explica el padre, entre risas. 
 

Desde pequeña, la hija del matrimonio está acostumbrada a combinar la educación de Estados Unidos y de España. «Al principio, había contraste porque allí era más tipo guardería y aquí un poco más serio. Fue como un ajuste, pero ahora los “coles” ya están igualados», dice el padre de la pequeña. «Además Adria es muy feliz en La Canal, todo el mundo la aprecia y tiene mucha atención. Es un trato muy familiar», asegura su mamá. Los padres escogieron este centro porque su hija ya había ido a los campamentos de verano de La Canal cuando era muy pequeñita. 

 

Los abuelos asturianos de la pequeña están contentísimos con la decisión de la familia porque  pueden disfrutar temporadas con su nieta y compartir con ella alguna de las tradiciones americanas. «Cenamos a las siete de la tarde y desayunamos a lo grande: huevos, bacon, yogures y fruta; es lo que nos ha quedado de América», reconoce Llopis Artime, entre risas. 

 

Respecto a la vida que dejan allí, ambos aseguran que todas las semanas están en contacto con la familia de Shamansky y con sus amigos americanos vía internet. «Las primeras veces aquí, mi hija lloraba porque echaba de menos California, pero le dura dos días», reconoce la madre. «Está en una buena edad para adaptarse. Cada año que pase será más difícil. Por eso, hemos decidido establecernos ya en el mismo lugar», asegura Llopis Artime.

 

JUEGOS DE ORDENADOR

En agosto, esta familia volverá a California, pero el año que viene ya vendrán a Luanco para fijar residencia de forma definitiva. Aunque pasarán dos meses al año en Estados Unidos para reencontrarse con las raíces de Shamansky. La mamá ha empezado a estudiar para convertirse en profesora de inglés de extranjeros. «En California fui profesora de colegio y universidad durante 20 años. Es mi pasión. Me gustan mucho los idiomas, quiero aprender a hablar bien español, ahora me enseña mi marido, mis amigos de aquí y también leo muchos libros», explica. Llopis Artime es ingeniero informático y trabaja por su cuenta haciendo juegos de ordenador y móviles. «Para trabajar solo necesito un ordenador y conexión a internet. No importa donde esté», dice. 

 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.