González Calvo, en el centro, flanqueado por su padre y su abogado, a la entrada de la obra donde se produjo el encontronazo. (L. V.)

Un empresario de Gozón, absuelto de atentar contra una inspectora de Trabajo

Diciembre 2017 / Comarca
LORENA VENTURA  (Luanco / Candás)
 

Un empresario de Gozón ha sido absuelto de atentar contra una inspectora de Empleo y Seguridad Social en una obra en El Regueral (Candás). El juzgado de lo penal número 2 de Gijón absuelve a Victorio Manuel González Calvo, de 40 años, de este delito y desestima la indemnización de 200 euros pedida por la fiscalía. A cierre de edición, no consta recurso por la otra parte, que tenía diez días para recurrir desde el 20 de octubre, fecha de la sentencia.

 

El ministerio fiscal había solicitado una pena de nueve meses de cárcel e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo porque se atribuía al demandado el delito de atentado que recoge el artículo 550 del Código Penal: «Son reos de atentado los que agredieren o con intimidación grave o violencia, opusieren resistencia grave a la autoridad, a sus agentes o a funcionarios públicos, o los acometieren, cuando se hallen en el ejercicio de las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas».

 

El juez no ve delito en que el empresario sujetase por los hombros a la funcionaria y la llevase hasta la puerta exterior de una obra en El Piñeo tras producirse una discusión entre ambos el 11 de noviembre de 2016.

«M. E. G. V. no pudo concluir la tarea de inspección para la que había acudido al lugar hasta que en el mismo se personaron diversas dotaciones policiales, sin que conste que sufriera menoscabo corporal», dice la sentencia. La administración de justicia valora que «hay que tener en cuenta que el forcejeo fue el único contacto y que el mismo revistió una indudable levedad». Además, se añade que, según consta en la fase de instrucción, la mujer «no tuvo ningún tipo de lesiones, sino que simplemente la llevó agarrada hasta la puerta». 

 

González Calvo ha sido liberado de toda responsabilidad debido a la reforma del Código Penal, ya que, según dice el juez, su acción no puede elevarse a la categoría de delito, sino que podría haberse considerado de infracción atendiendo al artículo 634, que castigaba la falta de respeto y consideración, pero que fue derogado por la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2015, «lo que aboca necesariamente a la absolución». «En tal caso se aplicaría lo que se conoce por “Ley Mordaza”», clarifica Enrique Fernández, letrado de Labrador & Asociados que defendió al gozoniego.

 

En el fallo se recuerda sentencias por hechos similares, pero frente a policías. Por ejemplo, una del Tribunal Supremo de abril de 2009 entendió que «la resistencia tiene que ser grave, activa, persistente y con el ánimo de oponerse al cumplir de las decisiones de la autoridad». 

Agarró a la funcionaria y la llevó a la puerta de una obra en Candás,

un contacto que el juez valora de «carente de voluntad lesiva»

 

Diciembre 2017 / Comarca
L. VENTURA  (Luanco / Candás)

 

Aquel 11 de noviembre en El Piñeo marcó un antes y después en su vida. Tras 20 años trabajando casi ininterrumpidamente e incluso con pluriactividad (destaca que solo estuvo tres meses al paro), dice que va a tirar la toalla: «Voy a cerrar todas las empresas». Victorio Manuel González Calvo acaba de ser absuelto de un delito de atentado contra la autoridad, pero la inspección de trabajo del otoño de 2016 le trajo consigo muchos más problemas. «Me ha perjudicado gravísimamente», valora. Se refiere a otros tres juicios en los que se le piden un total de 32.000 euros. De ahí que no pueda conciliar el sueño y se pase las noches leyendo leyes para preparar su defensa. «Sufro insomnio desde lo ocurrido», lamenta. Ahora solo piensa en dar carpetazo y volver a plaza como personal de mantenimiento, curiosamente, en diferentes juzgados de Asturias.

 

¿Cómo recuerda lo sucedido? Todo empezó con la entrada sobre las once de la mañana de la inspectora de Trabajo. «Reconozco que me puse fuerte, sin insultar a nadie, pero en mi sitio porque me empezó a preguntar cuánto ganaba, qué hacía, quién eran los obreros…». Explica que era el contratista principal de la obra y que había subcontratado trabajos a otras personas, que la inspección consideró de «falsos autónomos», es decir, que tendrían que ser asalariados de González Calvo. Se trata un tema que juzgarán los tribunales. Mientras tanto, los obreros cotizan en la cuenta de la empresa que dirige el gozoniego. La Fundación Laboral de la Construcción pide otro puñado de euros, a pesar de que la sociedad está enmarcada en el sector del metal.

 

«Sentí un acoso y derribo. Soy una persona que no dejo que me pise nadie», resume. El autónomo pone como ejemplo la forma de proceder de  los agentes de la Guardia Civil, que «me trataron como escoria». La Benemérita denunció que algunos vehículos que había en la obra de El Regueral no tenían pasada la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). «Estaban desmontados en una propiedad privada», defiende.

 

«Tanto la inspectora como la policía son ciudadanos igual que yo. Deben cumplir unas normas. Tendrían que estar por ayudar más que perjudicar. Alguien tendría que controlarlos a ellos», incide. Además incide que nunca había tenido un problema hasta ahora. «Siempre llevé todo al día y colaboré con el Ayuntamiento, la Policía Local y la Guardia Civil», dice.

 

UN GALLO, 20 GALLINAS Y SEIS PATOS

Para más inri, los perros que tenía en el recinto se escaparon aquel día y mataron a un gallo, 20 gallinas y seis patos en una finca de Noval. Aunque este hecho no llegó a los juzgados porque «asumí los gastos sin problema». 

 

«No puedo dormir

por las noches»

Victorio González Calvo explica

que sufre insomnio desde 

lo ocurrido, por lo que «voy

a cerrar todas las empresas»

 

González Calvo, en el centro, revisa la sentencia. (L. V.)

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.