Torres de alta tensión de Arcelor traspasarán la zona marcada para el realojo de los vecinos de Carrió

La oposición advierte que el Estudio de Impacto Ambiental

contiene un proyecto «aberrante», que agrede el medio ambiente

Febrero 2018 / Carreño

LORENA VENTURA (Candás)

 

Campos electromagnéticos perjudiciales para la salud e impacto visual de las torres de alta tensión. El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la nueva planta de generación eléctrica con gases siderúrgicos de Arcelor Mittal «es una aberración», según denuncia la oposición. Hasta ahora, los gases excedentes de la factoría de Gijón eran aprovechados por la térmica de Aboño, pero ahora Arcelor Mittal quiere independizarse y crear su negocio eléctrico. En un principio la multinacional pensó en poner la línea exclusivamente dentro de sus instalaciones de la factoría de Gijón, ya que allí tienen una subestación, llamada “Uninsa”. Pero Red Eléctrica Española les derivó a construir una línea hasta Carrió y descargar allí la electricidad.

 

El trazado traspasaría la zona que se marcó para el realojo de los vecinos de Carrió castigados por la contaminación. «Se llega al sin sentido de colocar el trazado sobre Núcleos Rurales y sobre el suelo urbanizable que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) reserva para reubicar a los vecinos de Carrió afectados por la actividad industrial», subrayó Alberto Fidalgo López, concejal de Somos Carreño. Además, la línea pasaría a poca distancia de la iglesia y del yacimiento arqueológico de San Juan de Pervera.

 

El proyecto para la construcción de la planta de generación eléctrica prevista por Arcelor en Veriña lleva incluida una Línea de Alta Tensión (LAT) que la comunicaría con la subestación de Carrió. «Nos encontramos (otra vez) con la amenaza de un nuevo trazado de LAT en Carreño que atravesaría el valle de Priendes para llegar a la subestación de Carrió dando un rodeo por La Cuesta Carrió», clarifica la oposición, que tilda su indignación de «mayúscula» y de «suma y sigue en las agresiones al medio ambiente en Carreño». «El disparate continúa proponiendo cortar árboles en zonas en las que el PGOU habla de creación de una gran zona verde pública que sirva de barrera medioambiental», se quejó Fidalgo López.

 

PERJUICIOS ECONÓMICOS

Entre las consecuencias de su construcción están los perjuicios económicos para los propietarios de las parcelas debido al pasillo no edificable que crean las torres de alta tensión. Según Somos, a pesar de que el documento urbanístico de Carreño reserva a uso industrial decenas de hectáreas en el entorno de Aboño y Carrió, se diseña un trazado que bordea esta zona  por el oeste, maximizando el impacto paisajístico y afectando a suelos de «interés agrícola» y de «vega de río». «Llama la atención que el EIA solo haga referencia al PGOU de Xixón obviando y contraviniendo lo contenido en el de Carreño», denuncian. Se trata de un proyecto de 235 millones de euros, del que Gijón obtendría aproximadamente nueve millones de euros en licencias.

 

El EIA recoge «todos los elementos a proteger del catálogo urbanístico de Xixón y de Carreño solo se mencionan parcialmente, omitiendo (no sabemos si intencionadamente) que el Palacio de los Bernaldo de Quirós está incluido en el catálogo de Carreño (protección integral) y en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico Asturiano. Así es que pretenden cortar árboles en sus jardines, fraccionar  el entorno de protección con las líneas y  construir una de las torres de alta tensión dentro de esta zona protegida».


 

Trazado que contiene el Estudio de Impacto Ambiental.

 

En el BOPA del 19 de enero se abrió el período de alegaciones, tal como se informó a los grupos políticos en la comisión de urbanismo del 22 de enero. Pero previamente se tendría que haber realizado una consulta a las administraciones públicas afectadas para elaborar el documento de alcance del estudio, según establece la  Ley 21/2013 de 9 de diciembre de Evaluación Ambiental. «Curiosamente, en el estudio de alternativas del trazado de la línea, en vez de proceder a analizar las diferentes posibilidades, se despacha con esta frase: “a la hora de definir la ubicación de la línea, se han tenido en cuenta la opinión de los Ayuntamientos afectados”», explicaron desde Somos.

 

Sin embargo, según apuntó la oposición, el concejal responsable del área «nos dijo que el Ayuntamiento no fue consultado, sacando en conclusión que: o bien el gobierno municipal nos oculta información o, tal como todo apunta, el estudio presentado es un cúmulo de chapuzas». 

 

Por ello, Somos pedirá la anulación de la tramitación de la EIA «por graves fallos, tanto en el procedimiento como en los contenidos, y se vuelva al punto de partida». Además se instó a que el PSOE se posicione al respecto sobre los planes de Arcelor. «Deben mostrar su oposición al trazado propuesto y exigiendo a la empresa el soterramiento de toda la línea de alta tensión a su paso por Carreño», solicitaron desde Somos.

 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.