Patio en la calle Hermanos González Blanco con árboles y fuente. A la derecha, pequeño espacio de Ortega y Gasset. (L. V.)

BELLEZA ESCONDIDA ENTRE EL HORMIGÓN

Luanco tiene varios patios  engalanados con flores,

plantas y árboles, al más puro estilo andaluz

Marzo 2018 / Gozón

LORENA VENTURA (Luanco)

 

 

Es un hecho que Luanco es un de los pueblos más bonitos de España, a pesar de las limitaciones del Ayuntamiento de Gozón para cuidarlo y explotarlo turísticamente. Hay belleza que se escapa a los ojos de muchos porque está escondida entre el hormigón. Solo es perceptible a vista de pájaro o adentrándose en el corazón de los edificios. La villa marinera tiene varios patios de luces engalanados con flores, plantas y árboles, al más puro estilo andaluz.

 

Marzo es el mes que inaugura la primavera y, con ella, este vergel urbano empezará a lucir como nunca. Y es que en invierno la imagen es bien diferente, las macetas siguen ahí, pero no el crisol de color que otorgan las flores. El blanco de la nieve sustituyó al arcoiris en febrero. Uno de los patios bonitos de Luanco está en la calle Ortega y Gasset. Se trata de un pequeño espacio dentro de un local dedicado a las enmarcaciones, que mima Ana Morán hace quince años. «Desde el primer momento se volcó con el patio y lo llenó de plantas y flores», destaca Fernando García. El gerente del establecimiento lamenta que en pleno febrero no pueda percibirse la viveza del lugar y, más ahora, que las obras de instalación de un ascensor en una Comunidad de Propietarios anexa llenó de polvo este vergel. 

 

Otro los rincones naturales «secretos» es lo que los lugareños conocen como «acera ancha de El Tocote». Un edificio de viviendas que hace esquina entre la calles Oviedo y Hermanos González Blanco, cuyos vecinos restan la frialdad de un patio de luces con flores de todo tipo. Al lado de este lugar, hay otro paraíso verde mucho más grande, que incluye árboles frutales como limoneros y comparten los vecinos de las calles Hermanos González Blanco y Ortega y Gasset. 

 

En la Travesía Eulogio Varela Hervías también existe un edén particular. El hermoso y enorme jardín, que pertenece a la familia Cores Escandón, cuenta con muchas flores, pozo de agua, un sinfín de plantas y, como no podía ser de otra manera, una palmera. «Mi abuelo fue un indiano que hizo fortuna en cuba», explica Luis Soto Escandón. El abogado, residente en Madrid, pero que pasa los veranos en Luanco, destacó que el espacio natural es digno de ver en julio. «Es precioso. Mi tía, Estela Escandón, plantó un rosales estupendos», remarcó. 

 

Muy cerca de este bucólico lugar está otro, pero ya no encerrado por cuatro paredes. Se trata de la propia Torre de Reloj, que sus vecinos engalanan con flores, plantas y árboles. Emilio Ovies Sirgo, colaborador habitual de EL FARO, es uno de ellos. Tiene plantadas hortensias, un rosal («con gran olor», apunta), calas, un melocotonero, otro árbol de laurel e incluso un aguacate, «que me lo quiere cortar el Ayuntamiento porque dice que está muy grande», lamenta. 

El luanquín aprovecha la ocasión para quejarse de lamentable estado de la Torre del Reloj. «El lugar está cada dos por tres lleno de excrementos. También hay pintadas que nadie se preocupa de quitar. Hace más de 20 años que no se hace un mantenimiento en condiciones en la zona», denuncia. 

 

Hay incontables ejemplos de lugares secretos en Luanco, pero otros no lo son tanto. Por ejemplo, hay dos establecimientos que cuentan con un árbol en su patio. Es el caso del restaurante El Aldeano y de la cafetería El Dorado (antes Casa Nestor). En el primer caso, tiene tal dimensión que proporciona la sombra justa en primavera-verano para que los clientes apuren su consumición al fresco.

 

Emilio Ovies Sirgo muestra su vergel particular. (L. V.)

Vivienda con decenas de macetas en la zona centro. (L. V.). 

En invierno, árbol sin hojas en El Aldeano. (L. V.)

«Acera ancha del Tocote». (L. V.)

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.