Se instala un sonómetro en un

pub de Candás por

la denuncia de 

una comunidad

Un matrimonio se queja
de que no se ha puesto fin al problema porque «la gente
fuma y charla en la calle»

Mayo 2018 / Carreño

LORENA VENTURA (Candás)

 

El propietario de un pub céntrico de Candás ha gastado en el último año alrededor de 7.000 euros en un limitador de música y en renovar la instalación eléctrica tras una denuncia de una comunidad de vecinos. Pero el esfuerzo económico no ha servido para poner fin al problema.

 

El matrimonio que tiene un piso en la planta superior al establecimiento (y que presidió la comunidad de vecinos) se quejó en el Pleno de febrero de que sigue habiendo ruidos porque «la gente fuma y charla en la calle». Por eso, en el turno de ruegos y preguntas se solicitó una reunión con la alcaldesa, Amelia Fernández López, y conocer los resultados de las mediciones realizadas y costeadas por el Consistorio en el local. 

 

El gerente del establecimiento, Manuel Vega, no entiende por qué se ha llevado el asunto al Pleno, porque considera que ya se ha hecho todo lo posible para no generar malestar en la vecindad. También subrayó que en 32 años, que lleva el negocio abierto, «solo ha tenido esta denuncia». 


Con la documentación en la mano, el gerente recordó que instaló un limitador del volumen de música en junio de 2017, un aparato que costó «3.200 euros». A mayores, el pub obtuvo el 8 de febrero el certificado favorable de un Organismo de Control Autorizado (OCA) de una inspección eléctrica, tal y como había reclamado la otra parte.

La renovación de la instalación supuso un gasto de «4.000 euros». «¿Qué más puedo hacer?», se preguntó en voz alta Vega. «Se quejan del ruido de afuera. La gente sale a fumar y, a lo mejor, echa alguna carcajada porque para llorar mejor estar en la cama. Yo no puse la ley de fumar a la calle», incidió.

 

El pub tiene licencia de música amplificada, lo que implica que los horarios de cierre sean más tarde que un bar común. Los fines de semana puede estar en funcionamiento hasta las cinco y media de la madrugada y por semana hasta las tres y media. 

 

Encarnación Pérez no está de acuerdo que el tema de los ruidos haya  acabado en ese punto de la calle Braulio Busto. De ahí que acudiese con su marido a la Casa Consistorial porque «acabas de los nervios. Tendré que acabar marchando para Gijón», explicó al finalizar el Pleno. Un deseo que no resulta fácil de cumplir ya que tiene la vivienda en venta, pero no logra encontrar comprador. «Si el Ayuntamiento necesita un piso, que nos lo compre», dijo a la desesperada.

 

La mujer explicó que «pusimos doble ventana, pero no sirve de nada porque el edificio no debe tener una insonorización perfecta», así que «pedimos si no cumple las normas no esté abierto. Si está en regla, habrá que aguantarse». 

El medidor que se instaló después de la denuncia. (L. V.)

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.