Vecinos del bloque de San Antonio. (L. VENTURA)

La Pantera Rosa cumple 30 años habiendo superado una grieta y un desfalco

Los vecinos ganaron sendos juicios a la constructora del edificio de promoción pública de San Antonio y al administrador de fincas

01/12/2018

LORENA VENTURA (Candás)

 

La primera promoción pública de la democracia está de cumpleaños. Una celebración no exenta de contratiempos para La Pantera Rosa, como así se conoce al edificio en recuerdo al color en que estaba pintada su fachada. El último, el desfalco de «11.000 euros» de la cuenta de la Comunidad de Propietarios por el que fue condenado un polémico administrador de fincas, que cuenta con varias denuncias en Candás y Luanco por diversos delitos, entre ellos, apropiación indebida. Un suceso que duele más si cabe, dado que se produjo entre gente obrera y humilde, cuyos limitados ingresos les llevaron solicitar una vivienda de protección oficial en los años 80. «Se está devolviendo el dinero poco a poco, con ingresos de 200 euros», explicó Juan José Antolín Valdés, uno de los propietarios del edificio que depende de Vipasa (Viviendas del Principado de Asturias S.A.).

 

Los primeros que compraron en La Pantera Rosa también recuerdan que poco después de construirse apareció una enorme grieta que atravesó el edificio. Ocurrió poco después de que llegasen los últimos compradores, pero no se puso solución hasta 2006. La justicia les dio la razón y finalmente la constructora, Coprosa, tuvo que hacer frente a los arreglos. Después de esperar casi dos décadas, empezaron las obras. Los pacientes vecinos están contentos a pesar de todo, ya que les cambiaron «el suelo de los pisos y algunos baños». Ahora no tiene más queja que «la falta de insonorización», valoró Juan Enrique Fernández Pandiella.

 

Una de las que estrenó piso fue María Teresa Serrano Vinuesa. Abrió la puerta a finales de 1987 del que desde entonces ha sido su hogar. Recuerda la ilusión del momento. Madre con solo quince años quiso esperar a tener su propia vivienda para aumentar la familia. En su modesto piso de San Antonio ha criado sola a sus tres hijos, eso sí, destaca, «con impresionantes vistas al mar».

 

La candasina muestra con orgullo las escrituras de su vivienda situada en la tercera planta. Ya se ha librado de una hipoteca que le ha costado mucho pagar. Pasó buena parte de su vida trabajando en la hostelería, pero ahora está desempleada debido a los achaques de salud (le implantaron un balón gástrico). En su caso, se trata de un piso de tres habitaciones de 65,19 metros cuadrados que le costó 3,1 millones de pesetas, pero al final «pagué más de cinco millones». Y es que la hipoteca fue a 25 años con unos intereses del 5% anual.

 

Pero los hubo más caros. Los de 77,97 metros cuadrados y de cuatro habitaciones costaron 3,61 millones de pesetas más el IVA de aquella (un 6%). También más económicos. Dos de 53,17 metros cuadrados se vendieron por 2,48 millones de pesetas. En los archivos municipales figura que estas «viviendas de promoción pública se realizaron sin ánimo de lucro».

 

Tanto ella como otros propietarios destacan que son un vecindario bien avenido, aunque «cambia mucho la gente», dice Serrano Vinuesa. Se refiere a que el Ayuntamiento de Carreño tiene más de media docena de pisos en régimen de alquiler, además de uno que funciona como casa de acogida. Los últimos en llegar han sido los miembros de la familia que vivían en la calle Astilleros, afectados por un argayo.

 

Natividad García Castrillón, que tiene dos hijas, lleva también tres décadas en «La Pantera Rosa». Antes vivía en una casa en Piedeloro que no reunía las condiciones y se decidió a comprar un piso de tres habitaciones. «Estoy bien aquí», subraya.

 

La mujer cumplía uno de los criterios para la adjudicación. La concesión de las mismas se hizo en base a un informe elaborado por un asistente social, quien hizo visitas personales durante varios meses a los peticionarios.

De arriba a abajo. María Teresa Serrano, Juan y «Fran» Fernández y Natividad García. (L. VENTURA)

El Consistorio se basó en la normativa del Principado que se centraba en un baremo, en el que se puntuaban entre otras cosas, la necesidad de vivienda, las condiciones económicas y las circunstancias familiares y personales. De todas las peticiones, se reservaron un 5% para jubilados, viudas/os y personas que vivían solas y 15% para matrimonios jóvenes (de menos de 29 años) o que fueran a casarse poco después.

 

DE TURISTA A RESIDENTE

Uno de los vecinos más conocidos es Juan Enrique Fernández Pandiella (trabajador del Teatro Prendes y fotógrafo aficionado), que reside con su hermano «Fran» en uno de los pisos en regimen de alquiler por el que paga unos «50 euros». Hizo la mudanza porque residía en un inmueble de la calle La Cuesta al que se había caído el tejado. «Me alegró la idea de independizarme. De aquella fuimos a Alcampo a comprar el sofá y los muebles de la salita», rememora.

 

Quizá el último en llegar ha sido Juan José Antolín Valdés. Natural de Oviedo, compró su piso de tres habitaciones en el año 2000 por «siete millones de pesetas». En principio fue su casa de temporada durante unos años porque «mi mujer siempre veraneaba aquí», pero finalmente se han asentado en Carreño. Él tampoco tiene queja. «La situación es buena (al lado de la mar) y cumple con la normativa de edificación exigente», valora el comercial de la capital.

 

El ovetense pudo hacerse con una de las viviendas porque se permitió «ser transferidas en régimen de cesión, alquiler o venta después de que pasaran cinco años desde su construcción». Antes las viviendas «tenían que constituir domicilio habitual y permanente del usuario (no podían ser desocupada más de tres meses al año)». Además, la promoción se conceptualizó «únicamente a residentes en Carreño o personas que tuvieran su centro de trabajo en el concejo».

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.