Hubo afirmaciones «claras y contundentes» de dos trabajadores del cementerio. (L. VENTURA)