La hostelería no encuentra personal para trabajar durante el verano

01/06/2019 / Gozón

PEDRO PASCUAL (Luanco)

 

El último día de mayo daba comienzo de forma oficiosa la temporada de verano para los hosteleros en Gozón. Tras unas semanas que muchos negocios han aprovechado en el concejo para recargar pilas con unos días de vacaciones, la actividad vuelve a estar a tope, con la apertura también de establecimientos que solo levantan la persiana en el periodo estival. Pero no todo es negocio y los problemas se multiplican.

 

La falta de personal es el principal obstáculo. «No consigo camareros ni ayudantes de cocina ni nada», comenta María Jesús Fernández González, en la Sidrería El Gayo. Este establecimiento ha regresado de vacaciones y ha cambiado la forma del negocio para adaptarlo a esa falta de personal. «Hemos tenido que dejar de dar menú del día porque no tenemos los medios para hacerlo. No quiero dar un mal servicio», señala, así que centra su oferta gastronómica en «tapas y mariscos». Conocedora de las dificultades, «ya puse un anuncio en el servicio de empleo en Semana Santa, pero sin resultado». Mucho antes, en enero, «pedí un cocinero a la escuela de hostelería y sigo sin respuesta». La situación no mejora, es más, «los negocios pequeños vamos a peor». Y la situación es más habitual de lo que se pueda pensar. «Todos los representantes que pasan por aquí te preguntan si sabes de alguien para trabajar en verano porque se lo preguntan sus clientes. Estamos todos igual», dice.

 

En el parque, en Las Delicias, son conscientes del problema, aunque lo sortean de momento. «Estamos dos en invierno y en verano viene uno más», comenta el encargado. En su establecimiento, «siempre viene el mismo trabajador por el verano». Lo importante, en su opinión, «es no cambiar el personal». En la plaza de Cristal, se capea el temporal. En el Tres Hojas, intentan «arreglarnos entre los dos que estamos», aunque hay fechas en que es necesario aumentar la plantilla, como el Carnaval de verano o El Carmen. En esos casos, Tomás Ruiz comenta que «tiramos de algún amigo y ni así es fácil, hay que traerlos a rastras».

Las cosas se complican aún más para José Secades, con varios negocios hosteleros en Luanco. «En total, contratamos 25 personas para el verano y es complicadísimo. Solo en el Café El Puerto, pasamos de tres trabajadores a trece», asegura. Y no tiene gente pese a que «pagamos bien». Tan pocos hay, que el año pasado, para un restaurante italiano, «trajimos tres camareras de Madrid y se les alquiló un piso. Estuvimos encantados». También se encuentran en sus negocios muy contentos «con los estudiantes que vienen para hacer un dinero por el verano. Trabajan bien».

 

El truco para ir captando al personal es «empezar a contratar un poco antes y así te aseguras tener personal». Eso para todo el verano, porque los problemas crecen con los extras para el fin de semana. Los hosteleros se encuentran también con el incoveniente del tiempo. «En la terraza del Café El Puerto, por ejemplo, si tira el nordeste, no se sienta nadie y mandas a los camareros para casa, pero les pagas igual. O con lluvia».

 

La falta de personal «la notan más los negocios estacionales, los de todo el año se van adaptando cambiando horarios, descansos o lo que haga falta». Pero el problema de la escasez de trabajadores se sufre los doce meses: «Cuando mejor van las cosas, más difícil es esto. La gente no quiere trabajar en hostelería».

 

OCUPADO

No todo son lamentos. Por ejemplo, en el Tino’s, junto a la playa de Santa María, «este año ya lo tenemos ocupado», comentan, aunque sí recuerdan que «otras veces fue complicado y sabemos que hay quien no consigue trabajadores con facilidad».

 

El sector coincide en señalar las ayudas al desempleo como una de las causas para que no haya mano de obra. No tanto porque la percepción de un subsidio elimine la necesidad del trabajo, sino por las dificultades para volver a cobrar la ayuda. Muchos se muestran convencidos de que si fuese más fácil reengancharse en las oficinas de empleo, los trabajadores aceptarían con más facilidad trabajos de carácter temporal, imprescindibles para la supervivencia del sector.

Algunos negocios cambian su oferta ante la falta de trabajadores

Dos establecimientos hosteleros de la calle Ortega y Gasset. (P. PASCUAL )

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.