La escoria también se cuela debajo de las alfombras. (P. P.)