Marisa Lagar Nicieza muestra dónde hay barro y agua en este tramo del camino de La Flor de Antromero. (P. PASCUAL)

DÉCADAS VIVIENDO EN UN BARRIZAL

El arreglo del camino de La Flor no llega a la casa

más próxima a Carreño, que lleva 40 años pidiendo mejoras

06/03/2020 / Gozón

PEDRO PASCUAL (Antromero)

 

El camino de La Flor, en Antromero, se llevará 123.000 euros para su reparación, pero el arreglo no será completo y dejará fuera el único tramo que da servicio a una vivienda, alrededor de 100 metros.

 

Cuatro décadas lleva viviendo a la vera del también llamado camino real Marisa Lagar Nicieza y repetidas veces ha pedido la mejora del acceso, alumbrado, prevención de las inundaciones... Solo ha recibido silencio. Ahora, se encuentra con que el Ayuntamiento de Gozón acondicionará el tramo entre La Flor y la carretera GO-5 («si no avisan, ¿piensan que leemos cada día el BOPA?»), pero no el que continúa hacia Candás. «No me quejo de que lo arreglen, pero que lo mejoren todo. Es indignante que no lo reparen entero y dejen fuera esta parte», denuncia esta vecina.

 

CAMINO DEL SEVILLANO

En el tramo carreñense del camino real, todo es felicidad, salvo la petición de un paso de peatones para cruzar la carretera. La isleta junto al cruce en el arranque del hoy llamado Camino del Sevillano lo impide, pero un vecino ofrece su parcela para que se lleve a cabo un poco más arriba y se pueda cruzar sin riesgo. De momento, sin éxito.

 

Por lo demás, el vial está perfectamente asfaltado para facilitar el acceso a los vecinos del área. Pero al llegar al río Pielgo, límite natural entre Gozón y Carreño, todo cambia. Impensable pasar con el calzado habitual («ven con botas de agua», avisa la vecina a sus visitantes) por el barrizal que se forma no solo en invierno. También las lluvias de verano inundan una zona de la que nadie se ocupa. «Solo siegan y hacen algo para las fiestas de Antromero. El resto del año, nada de nada», lamenta Lagar Nicieza. Y eso que es el camino usado tradicionalmente por los vecinos para ir de Candás a Antromero como alternativa a la carretera general.

 

«El tramo de camino que va desde la carretera, a la altura de la piscina, hasta la vivienda está muy deteriorado, sobre todo en su zona más cercana a dicha carretera. Se trata de un tramo situado a nivel más bajo que los terrenos colindantes, con mal firme, sin cuneta, ni drenaje, ni alumbrado público, que frecuentemente resulta inundado. El mal estado del camino dificulta sobremanera su utilización, no solo a pie, sino incluso con vehículo». Esta descripción da una idea de la situación actual de la zona. Pero no es de ahora, está fechada en junio de 2002, tras quedar un coche atrapado en el barro. A día de hoy, todo sigue igual.

 

«Para salir de casa tengo que llevar botas de agua y luego me cambio y las meto en una bolsa», explica Lagar Nicieza. Y de eso avisa a todos, pidiendo a sus hijos que «dejen el coche fuera, porque con el desnivel del camino y los baches, pega en los bajos».

 

La falta de canalización de las aguas, que llegan desde el nivel superior de la carretera y del tramo que se va a acometer del camino de La Flor, mantienen el terreno convertido en un barrizal todo el año. En 2011, de nuevo estos vecinos solicitaban al Consistorio que realizase «las obras de canalización que técnicamente resulten más adecuadas (tubos soterrados) en aras a permitir la libre circulación de las aguas por un cauce adecuado para ello, proveyendo al camino de cunetas a sus lados y mejorando su firme mediante su asfaltado». De nuevo, silencio.

 

El asfaltado del camino no es el único problema. El alumbrado público no existe en la zona, aunque sí, nos hace ver esta vecina, en otros caminos particulares. «Si llego cuando oscureció, suelo tener la suerte de que están entrenando en los campos de fútbol de Candás y la iluminación del otro concejo me ayuda a llegar a casa», relata. Es una carencia que ya han hecho ver en anteriores ocasiones. En 2002, la vecina solicitaba que «se proceda a la adecuación del firme del camino mediante su levantado de nivel y asfaltado y se dote de alumbrado público, todo ello con el fin de ofrecer a vecinos y visitantes un camino digno y utilizable». 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.