Zona en la que se cayó el candasín. (E. F.)

Zona en la que se cayó el candasín. (E. F.)

Un candasín reclama una indemnización por una caída en la Ciudad de Vacaciones

El hombre, de 53 años, estuvo más de 40 días impedido y con calmantes a raíz del accidente
con una alcantarilla 

04/09/2021 / Carreño

LORENA VENTURA (Candás)

Un candasín ha hecho una reclamación por responsabilidad patrimonial frente al Principado tras caerse dentro de una alcantarilla que no tenía arqueta y estaba oculta por la hierba alta en la Ciudad de Vacaciones de Perlora. El hombre, de 53 años, estuvo más de 40 días impedido a raíz del accidente.

 

El afectado ha puesto el asunto en manos de un abogado no solo por sus lesiones, sino también para evitar que otra persona pase por lo mismo que le ocurrió a él. «Un mes después de hundirme en la alcantarilla hasta la cintura, aquello estaba igual, para el siguiente que pase. Solo pusieron un cono, que está tirado y no se ve», lamenta.

 

La naturaleza de las lesiones, por las que tuvo que ser trasladado a urgencias, fue «herida contusa en tercio medio de la pierna derecha con necrosos en bordes de colgajo y contusión en la pierna izquierda». Recibió 17 puntos de sutura. «Me quedó el hueso al aire. El chaval que me socorrió tuvo que hacerme un torniquete con una toalla. El dolor era insoportable», describe.

 

TROZOS DE PIEL

Fruto de las lesiones, el vecino alternó curas en el centro de salud de Candás y en el Hospital de Jove cada 48 horas porque las heridas no acababan de cicatrizar. ¿La razón? Perdió parte del tejido blando. «La alcantarilla se llevó un trozo de piel y los puntos no cicatrizaban», indica el vecino, quien tuvo que hacer uso de muletas para sus escasos desplazamientos (estuvo prácticamente todo el día en reposo). También tuvieron que ponerle un aparato para drenar la sangre de la herida.

 

Su abogado presentó una reclamación frente a la Consejería de Hacienda. El Principado respondió a mediados de agosto pidiendo un peritaje económico de los daños. «Piden que cualifique la cantidad que va a reclamar, pero esto no es posible porque aún está de baja», explicaban desde el despacho que representa al accidentado.

Al margen de valorar ir a juicio o no, el letrado presentó una reclamación previa para dar cuenta de que se había producido el accidente con lesiones para que se abriera el expediente correspondiente de responsabilidad patrimonial. El asunto está claro y justificado, a juicio del despacho.

El vecino cuenta con la denuncia de la Guardia Civil, con el parte de los vigilantes de seguridad del recinto y con el testimonio del testigo que lo socorrió. También se aportará los sucesivos partes médicos de baja, así como las diferentes facturas a las que ha tenido que hacer frente.

 

La caída ocurrió el 17 de julio, a las siete y media de la tarde, en la zona verde que va en paralela a la vía del tren, lugar habitual de entrenamientos y donde se celebran pruebas deportivas. El hombre iba corriendo desde Carranques en dirección a Candás cuando se encontró con otro deportista enfrente. Tuvo que dar un paso a la derecha y cayó por el sumidero. «Era para mí o para él y me tocó a mí», indica. A partir de ahí sufrió «un dolor insoportable. Estuve retorcido de dolores más de una hora». Primero fue socorrido por el otro deportista. Poco después llegaron los vigilantes del recinto vacacional y luego agentes de la Guardia Civil. Finalmente, una ambulancia lo trasladó al Hospital de Jove.

 

El vecino atribuye lo sucedido a la falta de mantenimiento de la Ciudad de Vacaciones. «Perlora da pena verla. Al no tener sujeción la alcantarilla, el que pise va para abajo. Además, no se ve en el momento que crece la hierba un poco».

 

El accidente ha supuso un auténtico mazazo para este vecino al que le gusta moverse, hacer deporte y socializar. «Iba a nadar todos los días a la playa. También corro. No he ido a la playa ni tomado el sol. Lo bueno de ahora es que no tengo dolores. Estoy tomando Nolotil y tengo el estómago deshecho», relata. 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.