Alfonso Morís en la parte de la huerta donde tiene plantadas fabes. (V. BARBERO)

Alfonso Morís en la parte de la huerta donde tiene plantadas fabes. (V. BARBERO)

DE ILUMINAR EL CIELO A PLANTAR LA HUERTA

Alfonso Morís Ortega, que se está dedicando a cuidar la finca donde almacena explosivos, admite que la situación es crítica en el sector

04/09/2021 / Carreño

LORENA VENTURA (Candás)

De vivir mirando al cielo a tener los pies en la tierra. El horizonte se presenta con nubes para muchos sectores, especialmente para el ocio nocturno, la cultura y también la pirotecnia. Un ejemplo es lo que le ha ocurrido a Alfonso Morís Ortega, de Pirotecnia Morís, que ha pasado de poner color a fiestas de media Asturias a directamente plantar fabes. «En algunos sectores estamos entrando en economía de guerra», recalca.

 

Pero no es cuestión solo de ocio. La normativa manda. La finca de Coyanca (Perlora), donde almacena los fuegos, hay que cuidarla, que todo esté segado y limpio. Así lo exige el Reglamento de Explosivos. «Quitar malas hierbas y el tema de la huerta me esta dando la vida para poder moverme», explica el titular de la empresa.

 

Morís Ortega vive con desasosiego la situación. «Yo no sé como hay gente que se pasa los días sin hacer nada. Me volvería loco. Ya después del confinamiento, cuando quise moverme y salir, apenas podía. Quedó todo oxidado. Ni con Cocacola se ponen los huesos lubricados», expresa con su humor habitual.

 

El autónomo se siente aliviado por no tener empleados en esta situación. «Con no morir de fame, basta. Si la empresa no trabaja, tampoco hay gastos, que son de miles de euros en esto», indica.

 

El pirotécnico se muestra crítico con el tema de las ayudas, que no ha recibido y que en algunos casos hacen de efecto boomerang. «Es indignante. Lo anuncian como si estuvieran tirando voladores, pero la realidad es una tristeza. Las condiciones que te ponen para acceder a ellas son imposibles. Por un céntimo te quedas fuera. Y si te dan por un lado, luego lo tienes que declarar. Te cobran por segundos pagadores el 45%. Si me das la ayuda es para poder vivir de ella, no para meterla en un bote de garbanzos», resume.

 

«EN UNA NASA»

Y censura algunas decisiones. «Los señores políticos se metieron en una nasa de la que no pueden salir. La verdad es que empezaron haciendo bobadas y ahora tienen que seguir haciéndolas. Van dando bandazos y palos de ciego. ¿Qué motivo les llevó a cerrar todo en Semana Santa y ahora lo abren todo?», finaliza.

No habrá fuegos artificiales en el Cristo para evitar aglomeraciones

L. VENTURA (Candás)

 

A pesar de la inmunidad de rebaño alcanzada con la vacunación generalizada de la población, seguramente el cielo de Candás no volverá a iluminarse con motivo de las «fiestas» del Santísimo Cristo. Tampoco habrá desfile de charangas. Es algo que ha confirmado el equipo de gobierno. «No habrá para evitar aglomeraciones. Además, en ningún concejo los está habiendo», explica Paula Cuervo Cuervo, edil de Festejos. Lo que ha ocurrido en los municipios de alrededor apenas deja atisbo a la esperanza. En Avilés los iba a haber y se suspendieron. En Corvera tanto de lo mismo. En Gijón ni se plantearon desde un  principio. Eso sí, el coordinador de Cultura y Festejos, Alain Fernández Fernández, anima con que «va a haber voladores y una caja china de traca. Lo otro es complicado».

 

La decisión, por previsible, no ha quitado que siente como un jarro de agua fría a Alfonso Morís Ortega, de Pirotecnia Morís. «Tenía esperanza de pegar un buen petardazo, pero cuando empezó el tema de la chavalería y tal, ya pensé: “Al carajo”», lamenta el profesional.

 

Morís Ortega está deseando volver a la actividad y ya anuncia unos fuegos artificiales apoteósicos para cuando se supere la pandemia. «Cuando los haya reventaré el muelle», dice en sentido figurado. ¿Cómo serán? «Intentaré hacer alguna piececita que se parezca al coronavirus, aunque solo sea por volver a sembrar el pánico (risas). Todo sea que la tire la primera y echen todos a correr y se pierdan el resto de los fuegos», expresa. ¿Y qué más? «Menos echar todas las lanchas a pique... Si me acuerdo de algo porque lo mismo para 2022 se me olvidó y ya no soy capaz de hacer ni lanzar un volador», dice. Humor aparte, el técnico explica que la pica del muelle, sitio desde se lanzan los fuegos, está limitado en espacio debido a que hay que dejar 250 metros del surtidor de gasolina de las embarcaciones.

 

Una completa programación, que irá del 13 al 15 de setiembre, suplirá la ausencia de luz de colores en el cielo. El Ayuntamiento de Carreño ya ha avanzado a los protagonistas del Santísimo Cristo 2021. Joaquín Viña, artista candasín, será el encargado de dar el pregón el día 13 en el Teatro Prendes. Aurelio González Ovies, escritor y poeta, será el Poeta al Alba de la 44 edición de La Alborada, que será en Ortiz. La madrugada del 14, los vecinos también podrán disfrutar de los cánticos marineros dirigidos por María Esther Vega. Ya de tarde, Pipo Prendes dará un concierto en Les Conseveres en el que cantará nuevos temas. Una de las novedades de las celebraciones será la inauguración la tarde del 12 de setiembre de la Plaza «Les Candases», en la que habrá un recital poético «estrELLAS en la mar» a cargo de la Asociación de escritores y escritoras de Asturias. El ambiente musical se redondeará con las actuaciones de la Banda de Música de Candás, la fanfarria «Pepe El Chelo», «D’Cano», el Coro de la Bodega, Banda Gaites Candás y «La Versión de los hechos». Además de música habrá deporte, teatro y la misa solemne del Cristo. 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.