Calle Ángel Rendueles, donde se produjo la incidencia. (S. V.)

Calle Ángel Rendueles, donde se produjo la incidencia. (S. V.)

Un error de la comercializadora de EDP deja sin luz dos semanas a una tienda de Candás

La comerciante, que tuvo que atender a sus clientes desde la puerta, ha pedido una indemnización por la pérdidas ocasionadas y el menoscabo de su imagen

02/01/2022 / Carreño 2022

LORENA VENTURA (Candás)

 

Todo el mundo se ha enfrentado alguna vez a la temida llamada a una gran compañía. Mensajes grabados, musiquilla interminable e incluso cortes en la comunicación y vuelta a empezar forman parte del suplicio para tratar de solucionar un problema ajeno al cliente. Quizá la máxima expresión de esto lo ha vivido Ester Llamazares Pérez, de la Mercería Tela Marinera, quien tuvo que lidiar con la comercializadora de EDP (Baser COR - Total Energies) durante dos semanas para que la luz volviera a su negocio. 

A cierre de esta edición edición, aún no se había resuelto la incidencia completamente. La comerciante, quien tuvo que atender a sus clientes desde la puerta, ha pedido una indemnización por las pérdidas ocasionadas y el menoscabo de su imagen.

Curiosamente, la otra mercería de Candás, de la calle Bernardo Alfageme, también estuvo cerrada buena parte de diciembre para hacer obras debido a otra incidencia: una fuga de agua en el edificio afectó al local. 

En el caso de Tela Marinera, el problema comenzó la mañana del 29 de noviembre y se extendió hasta bien entrado diciembre. Abrió la puerta de su negocio en la calle Ángel Rendueles y, al darle al interruptor, se dio cuenta que no tenía luz. Ahí es cuando empezaron las llamadas infructuosas. Por más que contaba su problema, el departamento de reclamaciones no daban con el quid de la cuestión. La autónoma no constaba como cliente. «No me creían, daban a entender que no había pagado mis facturas», recuerda. 

Pero nada más lejos de la realidad. Después de muchas llamadas, una teleoperadora aportó un poco de luz al asunto. Alguien había solicitado una baja voluntaria, que EDP hizo efectiva en el contador equivocado. «Empezó un lío tremendo. Tuve que avisar a mis clientes y alumnos de cursos», relata Ester. 

 

SIN PODER DORMIR

Ese mismo lunes ya acudió presencialmente a las oficinas de Total Energies de Gijón para presentar una reclamación. Y, como no supo más de la compañía, volvió a las 48 horas. «Contacté mañana y tarde al teléfono con el manos libres porque eran llamadas de espera de cerca de una hora», apunta la autónoma. 

L. VENTURA (Candás / Luanco)

 

Particulares y autónomos de la Comarca están indignados con Orange porque estuvieron seis días sin línea de teléfono y sin conexión a internet por una incidencia en el servicio de fibra óptica. La Asociación Vecinal de Candás cuantifica que fueron 900 los clientes afectados en la zona entre el 9 y el 14 de diciembre. 

La entidad, que también estaba entre los afectados, contactó con la Unión de Consumidores de Asturias (UCE) y aportó información sobre las indemnizaciones a las que se tiene derecho: la devolución del importe proporcional a los días que estuvieron sin el servicio. Precisamente es lo que ofrece Orange: «Durante el transcurso de la incidencia se ha mantenido la facturación parada». Pero estos descuentos «ridículos», de unos quince euros, no han convencido a muchos, sobre todo al sector de los autónomos, que no han podido aceptar reservas o pedidos en peluquerías, restaurantes, copisterías, comercios… «¿Quién me va a abonar la pérdida de clientes?», se preguntaba uno de los afectados. De ahí que haya quien se plantee presentar una nueva reclamación que incluya una indemnización calculada por pérdida de horas de trabajo. 

«RIDÍCULOS» DESCUENTOS TRAS EL APAGÓN

La primera comunicación de la multinacional que recibió no fue nada halagüeña: «Le contestaremos en un mes». Desesperada y sin apenas dormir, siguió trabajando en su tienda a oscuras. Al menos contó con el apoyo y la colaboración de las personas cercanas. «Un vecino me lanzó un cable por la ventana para que pudiera dar los tickets de compra», agradece.  Entre uno y otro, otra sesión de llamadas interminables a la compañía aseguradora, que no se hizo cargo de la incidencia. «Es todo muy frustrante. Me borré de ese seguro y di de alta otro a través de un correduría local. Si tengo un problema, veré a la persona», explica. Más de una semana después, Ester seguía sin saber nada de la compañía. Lo próximo era ir a la Consejería de Industria a poner una reclamación. El 10 de diciembre se presentó un técnico y devolvió la luz al comercio candasín. Ahora la preocupación es la probabilidad de que encima le cobren como si fuera un alta nueva. 

Indignación con Orange por solventar con unos pocos euros a 900 clientes de la comarca que estuvieron sin línea seis días

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2022 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.