Panorámica de Luanco, con su puerto deportivo a la izquierda. (IBASETA)

Panorámica de Luanco, con su puerto deportivo a la izquierda. (IBASETA)

El TSJA niega a una viuda seguir con el amarre de su barco en el puerto luanquín

El juez dice que «no hay ninguna duda» de que es una transmisión «mortis causa», a pesar de que el matrimonio estaba casado en régimen de gananciales

04/06/2022 / Gozón

LORENA VENTURA (Luanco)

 

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha desestimado el recurso de una viuda frente a la Consejería de Desarrollo Rural y Cohesión Territorial del Principado en el que reclamaba seguir con el amarre de su barco en el puerto de Luanco, donde hay «listas de espera de hasta doce años» para poder atracar una embarcación. El fallo no es firme y cabe recurso. 

La infraestructura portuaria se queda pequeña ante la «fuerte demanda». Actualmente, cuenta con 230 amarres, que son gestionados por el Club Marítimo de Luanco.

El juez dice que en este caso «no hay ninguna duda» de que se ha producido una transmisión «mortis causa» de la embarcación como consecuencia del fallecimiento del propietario y extingue la autorización. «En todos los documentos oficiales relativos al barco consta la propiedad inicial en su integridad a nombre del fallecido», señala la sentencia.

Sin embargo, la mujer recordó que la concesión se había dado a su marido, con el que estaba casada en régimen de gananciales. Defiende que adquirió la titularidad al 100% del barco y los derechos y obligaciones derivados de la mencionada concesión para amarrar el barco en el pantalán del muelle luanquín. Reclama que no procede denegar la subrogación porque no existe transmisión de la autorización y la propiedad del barco es un bien ganancial.

La abogada del Principado contrarrestó estos argumentos incidiendo en que este tipo de concesión «es temporal y se otorgó con carácter personal e intransferible “inter vivos”».

CAMBIO DE LA NORMA

El quid de la cuestión radica en una modificación de la norma de 2009 sobre la asignación de los puestos de amarre a las embarcaciones deportivas. Las familias no se habían visto en esta tesitura hasta una resolución de 2019, que incluye un párrafo específico para blindar la temporalidad de los amarres. Determina la extinción de la autorización de atraque en sucesiones por causa de muerte o por disolución de comunidades de bienes gananciales. Según explican fuentes cercanas al sector, el cambio llega después de que «se ganaran varios juicios al Principado relacionados con los amarres». 

El cambio normativo tiene por el objetivo «impedir la perpetuación de las titularidades sobre el dominio público en el tiempo a través de sucesivas titularidades compartidas, tanto por la vía matrimonial como por la sucesoria». 

«Es el más deseado; un diamante sin pulir»

L. VENTURA (Luanco)

 

«El puerto de Luanco es el más deseado de Asturias; es un diamante sin pulir». La frase corresponde a Benjamín Álvarez Pérez, presidente del Club Marítimo de Luanco, y resume a la situación de esta infraestructura portuaria.

La entidad, que representa a los pescadores recreativos y deportivos, recuerda que «se tienen que hacer tres pantalanes ante la fuerte demanda». «Los 230 amarres son insuficientes. Hay más de 90 personas en lista de espera. Todos los que se hagan se ocuparían», recalca el presidente del Marítimo, una entidad que cuenta con más de 400 socios. Formar parte de la asociación supone un descuento del 20% en la autorización de los amarres.

Álvarez subraya la buena posición del puerto de Luanco, entre otros, por su aparcamiento, la cercanía respecto a establecimientos hoteleros y hosteleros, el servicio de grúa y combustible, la máquina expendedora, cuenta con electricidad y con conexión wifi y tiene dos trabajadores que lo atienden en verano. «Se pelean por venir de todos los lugares», concreta el presidente del Marítimo. 

La llegada a la costa local más llamativa tuvo lugar en el verano de 2019. El yate Hermitage, de 100 millones de euros y 68 metros de eslora, atracó en Luanco. Algunos vecinos observaron atónitos como el personal del barco hacía uso de una embarcación «más pequeña» para que las mascotas del magnate ruso Anatoly Sedikh pisaran tierra. A raíz de la guerra de Ucrania, estos superyates de oligarcas rusos están en el punto de mira de Estados Unidos y la Unión Europea. Ya se han incautado algunos.

Al margen de esta situación excepcional, lo cierto es que la mayoría de barcos tienen dimensiones mucho más reducidas (inferiores a los 12 metros de eslora). De ahí que hay quien piense que la navegación no es un ocio únicamente reservado para las élites. «Se pagan menos de 700 euros al año por el amarre, similar a lo que cuesta una plaza de garaje», puntualiza Álvarez.

La norma establece que si desaparece el derecho de uso de los atraques, el barco tiene que ser desalojado del pantalán por los dueños en el plazo de diez días y, de no retirarlo, lo hará la administración pasándole la factura al propietario e incluso negándole volver a utilizar las instalaciones. 

El matrimonio compró la embarcación en 2007 y se adjudicó la plaza en el puerto luanquín en 2011. El autorizado falleció en el verano de 2020. Un año después, el Principado declaró la extinción de la plaza de amarre y comunicó a los herederos la obligación de retirar el barco del puerto luanquín. 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2022 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.