Tamara Fernández va a la Benemérita tras recibir amenazas de muerte

Uno de los mensajes señala: «Un perro puede matar

a una persona, pero una persona a otra también»

01/10/2022 / Gozón

NADIA HEVIA (Luanco)

 

La edil no adscrita del Ayuntamiento de Gozón, Tamara Fernández Inclán, presentó el 16 de setiembre una denuncia ante la Guardia Civil de Luanco por las amenazas que comenzó a recibir a finales del mes de agosto en su cuenta personal de Messenger. Previamente, la concejala había sido también denunciada por haber publicado un vídeo en el que aparece un menor de edad, precisamente la persona que, según señala, le ha mandado varios mensajes en tono amenazante y que hacen referencia a su propia familia.

El motivo del conflicto no es otro que la presencia «casi diaria» de un numeroso grupo de perros sueltos en el parque de la calle Isla del Carmen. Una situación que, desde hace tiempo, incomoda a algunos vecinos que acuden a la zona con sus hijos pequeños y que ha provocado diferentes incidentes y enfrentamientos verbales entre los padres y los propietarios de los canes. 

Tal y como publicó EL FARO en el mes de abril, la presencia de los perros sueltos no gusta a parte de los usuarios del parque ya que, en más de una ocasión, estos han asustado a los niños que acuden a jugar a la pelota. Fernández, haciéndose eco de las quejas de los padres y de los vecinos, instó en su momento al equipo de gobierno a encontrar una solución, ya que en Gozón no existe ningún espacio habilitado para el juego y el disfrute de perros sueltos.

Desde la plataforma «Gozón Avanza», Fernández publicó un vídeo para demostrar que había un numeroso grupo de canes sueltos en la zona, insistiendo en que se trata de «una ilegalidad». «Como concejala tengo que denunciar lo que se hace mal y no puedo mirar para otro lado», explica, al tiempo que quiere dejar claro «que no estoy en contra ni de los perros ni de los dueños, pero la ley es la ley». 

A raíz del vídeo publicado, la página recibió un sinfín de publicaciones «con posturas en contra y a favor, algo que es normal». Sin embargo, la cosa pasó a mayores cuando comenzó a recibir mensajes en su cuenta personal de Messenger, que señalaban contenidos como «un perro puede matar a una persona, pero una persona a otra también», «cuando tú ates a tus hijos yo ato a mi perro» o «ata a tu hijo a una cuerda». Estos son los que conserva ya que, «muchos más, fueron anulados por él o por su familia», señala Fernández. 

Antes de presentar la denuncia, y porque tienen «conocidos en común», la concejala intentó hablar con la familia para solucionar la situación, sin obtener respuesta alguna.

La gozoniega consulta su móvil en uno de los Plenos. (L. V.)

La gozoniega consulta su móvil en uno de los Plenos. (L. V.)

«Entablé una conversación porque yo no tengo la culpa», dice, en referencia a la ausencia de un espacio habilitado expresamente para perros sueltos, «algo que llevé más de una vez al Pleno y sigue sin hacerse nada». 

 

EN MANOS DEL JUZGADO

«Como concejal, y porque es un parque público y no se hace nada, puse el vídeo en la página de la plataforma “Gozón Avanza”», insiste Fernández, asegurando que son muchos los luanquinos, principalmente con niños pequeños, que han cambiado la ruta al salir del colegio o a la hora de pasear para evitar pasar por delante de la zona. Lo peor, dice, es el «miedo» que siente su familia ante una posible reacción. 

 

Ahora, el caso está en manos del Juzgado de Instrucción de Avilés, donde la Guardia Civil ha tramitado de forma conjunta ambas denuncias. 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2022 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.