Gutiérrez Renedo mueve su mascarilla para poder mostrar su sonrisa. (LORENA VENTURA)

Gutiérrez Renedo mueve su mascarilla para poder mostrar su sonrisa . (LORENA VENTURA)

«Estamos el equipo al completo»

«Me emociona que los vecinos vinieran a ofrecernos material»

01/05/2020 / Carreño

LORENA VENTURA (Candás)

 

Es el médico más veterano del centro de salud de Candás y se siente muy próximo a sus pacientes. «Me emociona mucho que los vecinos del pueblo vinieran a ofrecernos material», agradece. Como la mayor parte de la población, Tomás Gutiérrez Renedo vive con incertidumbre la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Al  igual que los residentes de Carreño, puede sentirse afortunado de que haya pocos casos. Confirma que hay doce positivos y también pocos con síntomas que podrían ser compatibles al Covid-19: «De mi consulta, hay diez personas a las que estamos vigilando con síntomas leves»

 

–Los residentes en Carreño pueden sentirse afortunados, ya que según el Observatorio de la Salud hay doce casos diagnosticados.

–Sí, exacto. Afortunadamente en el concejo ha habido hasta ahora (24 de abril) doce casos. De momento hay que tocar madera porque esto puede cambiar. Debemos tener todas las precauciones habidas y por haber.

 

–Cuénteme cómo está siendo su día a día con la crisis sanitaria

–Es una situación de trabajo de distinta a lo que hemos vivido siempre. Produce una sensación de extrañeza, de que todo es distinto, de mucha incertidumbre a la hora de tener que atender a la gente. Y con muchas precauciones a la hora de cuidar a cada persona, con miedo a contaminarles porque si nosotros nos pusiéramos malos… También con miedo a cogerlo nosotros. Afortunadamente ahora estamos trabajando todos. Está el equipo al completo. Nadie está de baja porque haya tenido un problema de contaminación por Covid -19. Estamos atendiendo a mucha gente en casa.

 

–Esa es una de las grandes incógnitas por la ausencia de realización de test masivos. Según el Principado, Atención Primaria registró 9.233 casos, entre posibles y confirmados.  Hay miles de personas en Asturias con síntomas que podrían ser compatibles al coronavirus, pero no diagnosticados porque no se les ha podido hacer la prueba. ¿A cuántas personas estáis atendiendo con síntomas que podrían vincularse al Covid-19?

–En general no te lo sé decir. Te puedo decir los míos. De mi consulta hay diez personas a las que estamos vigilando con síntomas leves. Ahora mismo se observan los síntomas leves, sospechosos de coronavirus, cualquier persona que tenga tos, unas décimas de fiebre o sensación de fatiga. Establecemos un sistema de vigilancia según el protocolo a nivel nacional: los llamamos cada dos días durante 14 días. Si en algún momento el paciente presenta síntomas graves, hay que hacerle el test o hay que ingresarlo.

 

–¿A quién se está haciendo la prueba?

–Además de los que presentan síntomas graves, a la gente que tiene síntomas leves pero que pertenece al grupo de servicios esenciales como sanitarios, gente que trabaja en residencias de ancianos, ingresados en geriátricos…

 

–Imagino que la población está siendo responsable y solo acude al ambulatorio por motivos urgentes

–En general, la gente está respondiendo muy bien. Si alguien piensa que tiene que venir a consultar, antes llaman por teléfono. Lo hablamos, concertamos un momento para verles. Los pacientes que tienen síntomas respiratorios, los atendemos en una zona apartada y hay que ponerse un Equipo de Protección Individual (EPI) y atenderlos con todas las precauciones. La gente que viene con otros síntomas se les para a la entrada, se les da líquido para esterilizar las manos, una mascarilla…Y se les atiende en otra consulta con normalidad. Intentamos que no vayan quedando atrás otras cosas que son importantes. Además del coronavirus, sigue habiendo lo mismo como diabetes, infartos y demás.

 

–Entonces hay que aplaudir el buen comportamiento de la vecindad.

–Mucho. Hay que agradecerlo. En Candás el comportamiento ciudadano es ejemplar. Imagino que las zonas urbanas son más complicadas. Ahora mismo, la gente usa el centro y los servicios sanitarios para lo imprescindible. Y lo que se puede resolver por teléfono, se resuelve. Las cosas banales o los papeleos se pueden solucionar perfectamente sin tener que venir al centro.

 

–Ahora está todo centrado en Candás después del cierre de El Empalme. ¿Se ha aprovechado los recursos?

–Claro. Las enfermeras y los médicos del consultorio están aquí con nosotros todos los días para atender a todo el concejo.

 

–¿Se han acoplado bien?

–Sí. Además, me gustaría agradecer al doctor Vicente Gonzalez, de medicina deportiva y médico de la Mancomunidad Cabo Peñas que, desde el primer momento y ante el cierre de la actividad deportiva, se ofreció para trabajar con nosotros. Está integrado en el equipo como uno más, aportando su experiencia, su buenísima disposición y su calidad humana. Aprenderemos mucho de esta crisis, y no solo de utilización de tecnología, si no de valores, de trabajo en colaboración, de prioridades...

 

–¿Se han aprovechado los materiales de El Empalme?

–Se ha traído lo que se ha necesitado. Luego hay cosas que se han quedado allí como las camillas, electrocardiógrafos… Por ejemplo, los maletines de urgencia para atender a domicilio están aquí, al igual que el desfibrilador de El Empalme. También mascarillas y demás. Lo que no sea desechable volverá a su sitio en el momento que acabe la crisis. No hay ninguna perspectiva de que se vaya a cerrar El Empalme. Simplemente, en un momento de estar justos de recursos, cuantos más estemos en el mismo sitio, mejor. Y, además, teniendo en cuenta de que puede fallar alguno. Alguien se puede poner de baja. Otro tipo de permisos están anulados. Estamos todos trabajando.

«Creo que en poco

tiempo se sabrá quién

ha tenido Covid-19»

01/05/2020 / Carreño

L. VENTURA (Candás)

 

Tomás Gutiérrez Renedo repasa cuestiones que preocupan a la población, como las pruebas masivas de detección del Covid-19 o la posibilidad de volver a contagiarse una vez pasada la enfermedad.

 

–¿Están bien de mascarillas y EPIs?

–Sí, ahora sí. De momento estamos bien de EPIs, mascarillas y guantes. Al principio de la crisis faltaron sobre todo los EPIs. Teníamos dos o tres para todos. Se miraba muy mucho si alguien había que atenderlo poniéndose el EPI o no. Ahora mismo a cualquiera que tenga síntomas respiratorios hay que ponerse de todo, de arriba a abajo. Además, los vecinos del pueblo nos han ayudado. Por ejemplo, algunos fisioterapeutas nos trajeron guantes y mascarillas y un vecino nos trajo pantallas que tení para cuidar su jardín.

–¿Se emociona al ver lo bueno de las personas?

–Mucho, mucho. Me parece impresionante que venga alguien a ofrecerte este material. Una dentista de aquí, además de traernos mascarillas, nos dijo que si había urgencias como un dolor de muelas o un flemón y no encontraban dónde acudir, que los citaba en una hora y los atendía.

–¿Ya están aplicando los test rápidos o es cuestión de los hospitales?

–No, no. Ningún centro de salud tiene esos test. Por eso, remitimos a las personas a vigilancia epidemiológica y son ellos los que lo hacen. Les citan en el Hospital de Cabueñes o en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) o van a casa a hacerlo. Eso está todo centralizado de momento. Ojalá que dentro de poco tiempo tengamos test y los podamos aplicar masivamente. Ojalá. 

 

–Hay vecinos que tienen la duda de haber pasado ya Covid-19 en febrero.

–Probablemente, en poco tiempo se pueda hacer los test a personas que tuvieron síntomas respiratorios para ver si han pasado el coronavirus o no. Va a ser útil saber si hay mucha población que ha quedado inmunizada y en una segunda oleada que pueda venir el invierno próximo está protegida o hay muy poca protección y hay que vacunarse cuando haya una vacuna para todos. Creo que a toda la gente que se está vigilando por síntomas leves, en algún momento debería hacérsele un test. Sería lo lógico. Es preciso ver si esas personas han pasado el coronavirus de una manera leve y han quedado inmunes, o no, simplemente han tenido un catarro. A todos nos gustaría saberlo.

 

–¿Es posible contagiarse otra vez después de pasar por el Covid-19?

–Ahora mismo están contando que en Corea hay casos contados, pero los hay, de gente que tuvo la infección y lo ha vuelto a coger. Pero lo que he visto son notas de prensa, no he leído ningún artículo científico de alguien que marque un porcentaje de población que no queda inmune. En principio, queda inmunizado porque se produce un tipo de anticuerpo que se llama Igg, que confiere la inmunidad permanente, como con el sarampión. Tendría que pasar lo mismo, pero se están publicando noticias, que no sé hasta que punto creíbles, de que gente que pasó la infección ha vuelto a contagiarse. Lo cual da miedo. 

 

–Sería muy bueno que todos los casos que se vigilan y todos los que han tenido síntomas, puedan saber si han tenido coronavirus o no.

–Y creo que eso en poco tiempo se sabrá, porque esto va muy rápido. A lo mejor dentro de un mes os decimos que tenéis que venir a pincharos aquí para tomar la muestra. Espero que sí porque nosotros lo necesitamos, los sanitarios también. Sería muy importante ahora mismo saber cómo estamos. Si alguien lo ha pasado o no, si estás expuesto… Por nosotros y por los pacientes.

 

–Psicológicamente sería fundamental…

–Cuando voy a las casas, aunque vaya por otro motivo diferente al Covid-19, voy con guantes e incluso con pijama de quirófano. Muchas personas se extrañan y me dicen: «No se preocupe que no le vamos a contagiar». Y el miedo que tengo es que te contagie yo a ti. Es más probable. El que más contacto tiene con enfermos soy yo y tengo que proteger a los pacientes. Tengo que ir con mascarilla, no hay otra. Y también tengo que protegerme para no llevarlo a otros pacientes o a mi familia. Es malo vivir así. Esta es una sensación de inquietud.

 

–¿Qué mensaje le trasladaría a la población?

–Esto va a pasar. Nunca llovió que no escampara. Y afortunadamente se están haciendo las cosas bien,. Hay que seguir esta línea. Que nos entiendan también. Cuando esto pase, va a volver lo que estaba antes aparcado. Paciencia.

–¿Y nos volveremos todos más distantes?

–Sí, hay que mantener un poco la distancia. También no agobiarse por tonterías, que hay cosas muy gordas en la vida. Que sigan así. Que sigan cuidando las distancias, teniendo mucho cuidado en las compras, que no hagan bobadas de salir o reunirse, sobre todo la gente joven, que no busquen sitios para reunirse clandestinamente. Las consecuencias a veces son graves.

 

–Espero que este verano podamos disfrutar de la libertad

–Sí, por favor. Claro que sí. Una vida normal que tanto echamos de menos. 

El médico conversa con un compañero que, al igual que él, lleva muchos años en el centro. (L. VENTURA)

El médico conversa con un compañero que, al igual que él, lleva muchos años en el centro. (L. VENTURA)

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.