Coche policial con la sirena puesta. (L. VENTURA)

Coche policial con la sirena puesta. (L. VENTURA)

Sorprendente persecución policial

a un conductor octogenario

por Candás

El veterano escapó en un BMW

gris de alta cilindrada tras realizar

una incorporación indebida

30/05/2020 / Carreño

LORENA VENTURA (Candás)

 

Las sirenas y las luces de la Policía Local rompieron la tranquilidad de la soleada mañana del 18 de mayo. Algunos vecinos fueron testigos de una sorprendente persecución por el centro de Candás, algo inaudito en la villa marinera y más teniendo en cuenta que la edad del escapista superaba los 85 años.

 

Según fuentes policiales, todo empezó cuando el reloj no había dado las once de la mañana, cuando el conductor en cuestión se incorporó desde la avenida de la constitución a Braulio Busto saltándose una línea continúa. Una patrulla que estaba por la zona vio la infracción y dio el alto al octogenario.

Pero no se paró. Todo lo contrario. Inició una huida por las calles del centro de Candás hasta llegar hasta casi el final de la calle San Antonio. A la altura de la intersección con la calle Doctor Fleming, siguió la huida en dirección prohibida. «Vi pasar al BMW gris, de 180 caballos, a unos 90 kilómetros hora hasta que le hicieron la tijera y acabó la persecución», explicó uno de los vecinos que pudo observar toda la maniobra desde la terraza.

 

Fue entonces cuando los agentes trataron de hacerle la prueba de alcoholemia, pero sin fortuna, no sin antes dar una reprimenda al conductor temerario. Al lugar acudieron allegados al anciano para proceder a la retirada del vehículo. A la infracción de tráfico inicial se sumaron otras derivadas de la persecución.

 

El vecino acabó en el centro de salud de Candás para proceder a hacerle la prueba de alcohol en sangre. Pero no se pudo hacer porque a las horas a las que se le trasladó al ambulatorio el transporte habitual de las muestras, que acude días alternos, ya se había marchado. Al pasar tanto tiempo, los resultados no serían tan fiables.

 

Se desconoce las razones de la forma de proceder del veterano vecino. Uno de los testigos que pudo presenciar la escena explicó que, a bote pronto, no parecía estar bajo los efectos del alcohol. Más a esas horas de la mañana y sin apenas bares abiertos. «Quizá tuvo un bajón de azúcar», barajó un vecino aún sin creerse la escena que había presenciado. 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.