Playa de Luanco, llena de bañistas durante una jornada del verano pasado. (NICOLÁS)