El Covid-19 se extiende por Ayuda a Domicilio porque los mayores contagiados no avisan

Las trabajadoras, sin protección adecuada por no saber que

tratan con enfermos • Gozón obligará a los usuarios a firmar

una declaración responsable tras darse «muchos casos»

05/12/2020 / Comarca

LORENA VENTURA (Luanco)

 

La preocupación es máxima en el Ayuntamiento de Gozón. El coronavirus se extiende por Ayuda a Domicilio porque los usuarios contagiados no avisan de la enfermedad. Se trata de un servicio esencial que cuenta con 160 usuarios formado por ancianos (principalmente), personas con discapacidad y/o familias que tienen dificultades para valerse por sí mismas en la realización de la actividades básicas de la vida diaria. «El problema que nos estamos encontrando es que desde las autoridades sanitarias, como es lógico, por protección de datos, no nos facilitan los nombres de los usuarios que son positivos por Covid-19 o que están guardando cuarentena a la espera de la realización de un test. Muchos usuarios no comunican su situación sanitaria ni al Ayuntamiento ni en su caso a las auxiliares de Ayuda a Domicilio», expone Alba Escandón Acuña, concejala de Acción Social.

 

La situación es delicada porque ya se han dado positivos en cuidadoras, que van sin la protección adecuada por no saber que tratan con enfermos. «Esto supone un grave problema, ya que los protocolos de atención y el uso de los EPIs (Equipos de Protección Individual) son diferentes en estos casos», ahonda la edil, al tiempo que valora que el modo de actuación debería ser equiparable a las residencias geriátricas.

 

Esta Concejalía ha comunicado el problema a las autoridades sanitarias, tanto locales como comarcales. Incluso se comentó en la reunión periódica que tiene lugar en el Hospital de San Agustín (Avilés). Pese a todo, el Gobierno del Principado no ofreció ninguna solución, alegando que puede vulnerar la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

 

Mientras se clarifica el asunto, el Ayuntamiento ha tomado una serie de medidas para proteger a otros usuarios vulnerables y a las propias trabajadoras. Lo principal: que todos los beneficiados de Ayuda a Domicilio firmen una declaración responsable y la entreguen a través del registro municipal. En ella se comprometen a comprobar diariamente su estado de salud (toma de temperatura) y a comunicar al Centro de Servicios Sociales Municipales si es un caso confirmado de Covid-19, si se encuentra en un periodo de aislamiento o en cuarentena domiciliaria siguiendo indicaciones de las autoridades sanitarias o si aguarda por la realización de test.

El Consistorio también está enviando a los domicilios de los mayores una carta de recomendaciones con las medidas de prevención frente al coronavirus mientras se realiza el servicio: toma de temperatura antes de comenzar, distancia de seguridad con la auxiliar (siempre que no sean tareas de apoyo personal) y uso de mascarilla. Y se le ha indicado a la empresa prestadora del Servicio de Ayuda a Domicilio que realice grupos burbuja entre las auxiliares de tal manera que asistan las mismas trabajadoras a los domicilios.

 

¿Y si hay un positivo? La edil de Acción Social explica que en el caso de Ayuda a Domicilio Municipal (que se presta a 94 personas) son los Trabajadores Sociales los que valoran la conveniencia o no de seguir prestando el servicio (siempre que la persona quiera continuar con él). La regla general es que si se trata de un servicio de apoyo a tareas de hogar se suspende. Y si son tareas de apoyo personal, se verifica si la persona cuenta con familiares que puedan acudir al domicilio. Ambos servicios se reanudarían una vez tengan el alta médica o hayan pasado la cuarentena.

En el caso de Ayuda a Domicilio por Dependencia, el Consistorio debe seguir las órdenes del Principado porque es un servicio de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales. En este sentido, la instrucción recibida el 30 de Octubre establece que «se procurará mantener el servicio de ayuda a domicilio presencial a las personas dependientes salvo por causas de fuerza mayor». Únicamente se podrá suspender «por motivos sanitarios, siempre que medie recomendación por parte de la autoridad sanitaria y previo aviso al Equipo Territorial de Servicios Sociales del Área». Llegado a este extremo sería sustituida la presencia de la auxiliar por llamadas de teléfono para comprobar que el dependiente está bien.

 

Desde el Consistorio se ruega la transparencia por el bienestar general. «Es fundamental que todos los ciudadanos colaboremos para acabar con este virus, más teniendo en cuenta que los usuarios de este servicio son personas mayores. La comunicación es fundamental. Pedimos la colaboración de las familias. Está en nuestras manos acabar con el virus», reclama Escandón Acuña.

 

La ayuda a domicilio incluye una serie de atenciones, principalmente de carácter personal o doméstico, para favorecer la autonomía de mayores y dependientes en su propio hogar, evitando su ingreso innecesario en un centro geriátrico. Durante esta segunda ola no se ha suspendido ningún servicio. Al inicio de la pandemia, se llevó a cabo una reconfiguración de la  Ayuda a Domicilio. Por ejemplo se anularon las tareas del hogar. Al mismo tiempo, muchos usuarios cancelaron la prestación por miedo. 

Sala de aislamiento en el ambulatorio en la que se atiende a pacientes de coronavirus. (L. V.)
1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

Sala de aislamiento en el ambulatorio en la que se atiende a pacientes de coronavirus. (L. V.)

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.