La Guardia Civil pone 42 denuncias en un fin de semana en la zona de bares 

El dispositivo incluyó «una persecución con linternas» por varias calles a jóvenes que habían incumplido las normas sanitarias frente al Covid

07/11/2020 / Carreño

LORENA VENTURA (Candás)

 

La Guardia Civil tramitó un total de 42 denuncias el primer fin de semana de octubre en la zona de bares de Candás. El dispositivo de control de la Benemérita se des- plegó por las reiteradas quejas y denuncias relacionadas con incumplimientos de las normas sanitarias frente al coronavirus. En concreto se hizo una vigilancia específica e intensiva para evitar las aglomeraciones y botellones en la calle Valdés Pumarino y aledaños las madrugadas del 3 y 4 de octubre. También se controló el cumplimiento de los horarios de cierre de los establecimientos. 


Vecinos que pudieron presenciar el dispositivo de viernes para sábado calificaron la actuación de «sorprendente» porque apenas había gente a esas horas en esta zona de ocio nocturno, al menos en comparación con el verano. Los agentes de la Guardia Civil entraron por la plaza El Cueto en dirección a Valdés Pumarino y, a la puerta de uno de los pubs, empezaron las propuestas de sanción. «Fue todo muy raro porque no había ni Dios por los bares», explica una joven.

Además, varios testigos indican que había hasta tres agentes «vestidos de calle» que un determinado momento (al poner la multa o mostrar sus credenciales) evidenciaron que eran la autoridad.
Después procedieron a dispersar a los que aún estaban por la zona. Y ahí empezó «una persecución con linternas» a unos jóvenes desde la calle El Cueto en dirección a Doctor Fleming. «Era de película», resume una vecina. 

 

Los agentes también pidieron la identificación a varias personas en la plaza de La Estrecha, donde está la escultura de La Redera. «Tenían a cuatro o cinco chavales parados», dice un hombre que pasó por allí. Precisamente este lugar fue el centro de la polémica en 13 de setiembre cuando un vídeo, que mostraba una aglomeración de jóvenes cantando un tema de Carlos Baute sin respetar la distancia social y algunos sin mascarilla, saltó de las redes sociales a los informativos nacionales como ejemplo de lo que no se debe hacer. Aquel día, agentes de la Benemérita también acudieron a Candás a dispersar a la gente y multar «a los más reticentes».

«Fue todo muy raro porque no había ni Dios por los bares», dice una testigo de la actuación policial

Coches policiales en una intervención de noche en octubre. (L. VENTURA)

Coches policiales en una intervención de noche en octubre. (L. VENTURA)

«Soy secreta y estás sancionado» 

Uno de los multados explica que estaba acabando una cerveza

cuando le sorprendió un agente vestido de paisano 

07/11/2020 / Carreño

L. VENTURA (Candás)

«Soy de la secreta y estás sancionado». Un joven acabó así de bruscamente su salida nocturna la madrugada del 3 de octubre. El candasín relata que pidió una cerveza sobre las 00:15 y la alargó todo lo que pudo para apurar al máximo la noche. Cuando le que- daba apenas un trago, sobre las 1:15 horas de la madrugada, se le acercó un agente vestido de paisano y le comunicó que sería multado. «Me pidió los datos, el número de teléfono y el correo electrónico. Me dijo que estaba pendiente de sanción», explica. 

 

Aún no le ha llegado la multa de Delegación de Gobierno, pero prevé que sea por consumo de alcohol en la vía pública, dado que cumplía las normas sanitarias frente al coronavirus y tampoco estaba haciendo «botellón». 

¿Había aglomeraciones en Valdés Pumarino a esas horas? «No. No era como el fin de semana de las fiestas del Cristo, que eso sí que era una locura. Había como un sábado normal, estaba la gente del pueblo. Unas 50 personas», aclara. Además, él ni siquiera estaba en la calle de los bares. Indica que estaba cerca de un banco de los aledaños a Valdés Pumarino. 

 

«NORMAL POR LA SITUACIÓN»
El joven fue uno de los 42 sancionados el primer fin de semana de octubre. Al día siguiente, madrugada del sábado al domingo, le tocó a un amigo suyo. «No veo lógico tanta presencia policial, pero es normal por la situación en la que vivimos (de pandemia). No digo nada», valora. Al día siguiente el vecino acudió a ver a un amigo pescar al muelle y contabilizó «cuatro coches de la Guardia Civil, un coche de la “secreta” y una furgoneta con más agentes. En total unos diez. Una burrada», resume. 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.