El candasín protagonizó una campaña (margen superior derecho).  (J. I.)

El candasín protagonizó una campaña (margen superior derecho).  (J. I.)

03/07/2021 / Carreño

LORENA VENTURA (Candás)

Los sueños se cumplen. Vivas donde vivas. Y no es solo cuestión de fortuna. «A una persona apasionada por su profesión no se le apaga la bombilla una vez que sale de la oficina», resume José Iriondo Colubi, quien también parafrasea a Séneca para recordar cómo alcanzar un meta: «La suerte es lo que ocurre cuando la preparación coincide con lo oportunidad». El candasín acaba de plasmar en un libro su navegación en la vida o cómo llegó a la meca del cine desde un pequeño pueblo marinero. Este profesional del marketing ha sido directivo en Universal, Sony/Columbia Pictures y 20th Century Fox.

 

Algo que ya fue reconocido en 2015 cuando José Iriondo fue uno de los protagonistas de la campaña «Hechos de talento» de Marca España. Compartió el honor con una científica, un periodista, un chef y un experto en tecnología, entre otros. El objetivo era poner en valor el potencial español en 19 países. Así el rostro del candasín acaparó uno de los enormes soportes publicitarios de Times Square, en Nueva York. Sorprendentemente había rechazado con amabilidad la invitación hasta que su BlackBerry de la época ardió al anunciarse que era uno de los protagonistas. Su superior se lo dejó claro: «No puedes no hacerlo».

 

Él ha promocionado filmes que pertenecen a la memoria colectiva como Gladiator y Bohemian Rhapsody (ganadoras de cinco y cuatro Óscar, respectivamente) o Trainspotting (película que catapultó al estrellato a Ewan McGregor). Pero, ¿cómo empezó todo? José Iriondo vivió su niñez «como un guaje más de Candás». Compitió en atletismo con el Club Náutico de Carreño y fichó como portero por el Candás CF. De vez en cuando iba al Teatro Prendes o a otros cines de Gijón a ver una «peli» como Tiburón o La Guerra de Las Galaxias hasta que sus padres le dieron las llaves para vivir el sueño americano. Estudió COU en un pueblo de Rhode Island. «Aprendí inglés, aprendí a buscarme la vida», expone.

 

Volvió a España, donde finalizó dos carreras: Sociología en la Universidad Complutense de Madrid y Marketing en ESIC Business & Marketing School. Entre uno y otro, se enamoró de Cristina, hoy su mujer. También logró su primer empleo con Richard Vaughan, conocido por sus cursos de inglés. «Organizábamos programas didácticos para jóvenes en Estados Unidos», concreta el candasín.

 

PALOMITAS y VHS

En este periodo comenzó a trabajar con la compañía que introdujo en España las palomitas de maíz hechas en microondas. «Aquello fue un boom y mi primer contacto laboral con el mundo del cine», rememora. Eran principios de los 90, momento en que los videoclubes estaban en pleno auge. «A los estudios les interesaba este canal de promoción», prosigue.

 

El salto definitivo al sétimo arte se produjo a raíz de los numerosos contactos con estos gigantes del entretenimiento. Pasó a la plantilla de la división de film de PolyGram. Con solo 30 años lo nombraron director de marketing de la delegación española de los estudios Universal. Después llegó Sony/Columbia Pictures y 20th Century Fox donde también distribuían las películas de Warner Bros y MGM. El resto, sus vivencias y anecdotario con directores y actores reconocidos a caballo entre España y Los Ángeles, están plasmados en «En mi barquito de cáscara de nuez». ¿Un aperitivo? La noche de cervezas y bolsillos vacíos con un director oscarizado, aún desconocido.

José Iriondo Colubi acaba de publicar su biografía, en la que narra su experiencia como directivo de los grandes estudios de cine

¿Cómo lleva el estrés con tanta responsabilidad? «En este sector siempre estás en el aire. Es importante conocer las reglas del juego. Saber que nunca existe un “sí” explícito. Hay que tomar decisiones a riesgo de que te pueden penalizar», subraya. De hecho, ha logrado finalizar su libro, algo a lo que siempre le había animado su padre, después de once años porque ahora se encuentra en un momento de desconexión después de la adquisición de 20th Century Fox por Disney. «Estando en Universal, echaron a los directores de once de las trece oficinas en el mundo y solo nos quedamos un alemán y yo. En esta ocasión, la división directamente ha cerrado», indica.

 

José Iriondo ha sido participe de todo el proceso, desde el cine del pueblo, a las palomitas en casa al calor de una buena película primero en formato VHS, luego pasando por la revolución del DVD hasta las actuales plataformas online. ¿A dónde nos dirigimos? «El mundo del entretenimiento vive en permanente cambio. La tendencia es afianzar aún más el contacto directo con el espectador. Conocer mejor sus preferencias y hábitos. Saber qué productos, cómo, cuándo y dónde; cambia el continente, no el contenido», valora y añade: «El mercado está para que las compañías aprovechen estas oportunidades. Coincido plenamente con la frase de la película El curioso caso de Benjamin Button: “las oportunidades marcan nuestra vida, incluso las que dejamos pasar”». 

Infancia. En la fila inferior, el cuarto empezando por la izquierda.

Infancia. En la fila inferior, el cuarto empezando por la izquierda.

Recogiendo el premio de Días de Cine de RTVE en representación de 20th Century Fox en 2017. (J. I.)

Recogiendo el premio de Días de Cine de RTVE en representación de 20th Century Fox en 2017. (J. I.)

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle Bernardo Alfageme, 1, C (4)

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.