10 de julio. Las autoridades tomaron fotografías del incidente. (E. F.)

Un luanquín anuncia medidas legales por una caída en Peroño

El Ayuntamiento de Gozón ya ha arreglado la alcantarilla que llevaba «más de 10 años» defectuoso

Setiembre 2015 / Gozón 

LORENA VENTURA (Luanco)

 

Un luanquín anuncia «acciones legales que puedan proceder frente al Ayuntamiento por las lesiones y daños provocados por el mal estado de una arqueta de saneamiento, debido al desinterés y negligencia demostrados con la falta de reparación de una deficiencia de la que era conocedor». El escrito, fechado el 13 de julio, llegó al Consistorio de Gozón poco  después de que el hombre cayera en una alcantarilla defectuosa de la calle la Mofosa, que ya provocó «decenas de accidentes». ¿La razón? La arqueta es más pequeña que la circunferencia del registro y se hunde con el paso de las personas.

 

Los hechos se remontan al 10 de julio cuando J. V. R. F., de 66 años, acudió con un amigo a ver cómo iban los preparativos del Concurso Hípico de Luanco. Cuando regresaba a casa por la mencionada vía, sobre las dos de la tarde, encajó su pierna «hasta la rodilla» en el sumidero. La víctima requirió la ayuda de la Policía Local y Protección Civil para poder salir. Fruto de las heridas, tuvo que ser trasladado en una ambulancia al Hospital San Agustín. Facultativos diagnosticaron, después de hacer las correspondientes exploraciones y radiografías, que había sufrido una factura de maleolo externo en el tobillo izquierdo, además de una herida en la pierna derecha y daños por golpe en la mano derecha.

 

La lesión frustró el verano del hombre, que es natural de la villa pero residente en Oviedo. Desde entonces está inmovilizado con la pierna escayolada en alto. Además de la prescripción de reposo de al menos dos meses, el médico le recetó analgésicos para el dolor. J. V. R. F. tenía otra consulta el 20 de agosto. «La situación que estoy pasando puede desencadenarme hasta problemas de convivencia porque apenas me puedo mover», explicó.

 

La policía alertó con un cono del peligro hasta que operarios del Ayuntamiento colocaron una tapa acorde con la circunferencia de la alcantarilla. El luanquín lleva todo el verano con la pierna escayolada y en alto. (E. F.)

El hombre remitió al Consistorio un escrito  solicitando la reparación urgente de la alcantarilla a raíz de la la caída. Operarios municipales cambiaron la tapa del sumidero poco después por otra con las dimensiones correctas. Además, pidió el informe elaborado por la Policía Local y avisó que el suceso podría acabar en un juicio porque, según explicaron otros vecinos al accidentado, «la tapa de registro lleva más de diez años así (defectuosa)». Precisamente, EL FARO publicó en setiembre de 2012 la que quizá fue la caída más importante en ese lugar y esa alcantarilla. Una embarazada acabó en urgencias el 1 de agosto de aquel año tras tropezar allí. La afectada temió por la salud del feto al sufrir una hemorragia, ya que se golpeó con el metal, que pesa entre 40 y 60 kilos, en el pubis. «Pensé que se me había roto la bolsa. No sentía al bebé moverse», relató a este periódico. De aquella, llevaba ocho meses y una semana de gestación. 

El matrimonio también avisó de la situación al Consistorio. «Nosotros denunciamos al día siguiente de lo que había pasado, pero hay más gente que cayó aquí e incluso se rompió la cadera y siguen sin hacer nada».

 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.