Nai olfatea

el cáncer

Una perra de Guimarán está siendo entrenada para detectar tumores

Octubre 2017 / La contra

LORENA VENTURA (Guimarán)

 

Sirven de terapia para personas discapacitadas, saben si una mujer está embarazada, descubren explosivos y drogas, detectan una bajada de azúcar en un diabético, anticipan una crisis epiléptica, intuyen la muerte y también son capaces del olfatear el cáncer. Por algo son los mejores amigos del hombre. Una perra de Guimarán, Nai (nombre inspirado en Nairobi), está siendo entrenada para detectar de forma prematura, incluso antes que los médicos, la gran pandemia del siglo XXI. El diagnóstico no implica una prueba agresiva ni dolorosa.

 

El dueño del animal, Agustín Ortal, explica que «hay tipos de cáncer cuyas células se volatilizan y para un perro detectar ese olor no es problema». El cáncer de mama y el de pulmón se detecta por aire espirado. A través de la orina se puede saber si una persona tiene un tumor en la próstata o en el útero. Y los canes descubren el cáncer de colon oliendo heces.

 

Se trata de un proyecto que está dando los primeros pasos, pero el objetivo es que se implemente en los hospitales asturianos. Por eso, sus precursores quieren mantener una reunión con la consejería de Sanidad. Ortal ha contactado en los últimos meses con gente que está investigando en otras partes del mundo. De hecho, acudirá a una conferencia que dará en Madrid una doctora del Milton Kayne de Londres. Científicos de Francia y Estados Unidos también llevan bastante tiempo ahondando en la investigación.

 

Ortal, con su perra Nai. Tiene otros dos perros: Bruce (en recuerdo a «El Jefe» Springsteen) y Moon (Luna). (L. V.)

El carreñense se siente esperanzado porque «hay una universidad latinoamericana que va a probar esto. Y vamos a intentar participar con ellos en el estudio científico. También estamos viendo las distintas maneras de trabajar para elegir el método de formación más adecuado para nuestros perros», subraya. 

 

¿Cómo surgió su interés para que Nai sea capaz identificar a una persona con cáncer? Ortal leyó una publicación del instituto Curie de París que daba resultados sorprendentes de una investigación con dos pastores belgas malinois (raza de Nai). Estos perros diagnosticaban el cáncer con un índice de acierto del 97%. 

ENTRE ORTIZ Y LA DESAPARICIÓN DE «PEPE EL TORNILLOS»

Ortal, presidente de la Unidad Canina de Rescate del Principado, repasa las intervenciones realizadas en la Comarca

Octubre 2017 / La contra

L. VENTURA (Guimarán)

 

«Es el reconocimiento a muchas horas de trabajo». Agustín Ortal, presidente de la Unidad Canina de Rescate del Principado, valora muy positivamente la Medalla de Plata de Asturias concedida a la entidad en su 30 aniversario y en el marco de celebraciones del 8 de setiembre. Residente en Guimarán, se siente alegre por una condecoración que borra la soledad que sienten los voluntarios integrados en el operativo del 112 cuando pasan jornadas interminables, muchas de noche, en el monte buscando a un desaparecido. Y la dedica a su familia por apoyarle todos estos años. 

 

Integran el equipo apenas ocho personas y trece perros. Lo que no quita que sumen más de 40 salidas al año, la mayoría por terrenos complicados y las hay que se prolongan «dos o tres días». Por eso, ha peinado gran parte de los concejos asturianos, entre ellos Carreño y Gozón. De sus intervenciones en la Comarca, recuerda la infructuosa búsqueda de José Joaquín Cuervo, marinero desaparecido en setiembre de 2014, más conocido por «Pepe El Tornillos». «Salimos desde la playa de Los Cristales (Antromero) a Candás, inspeccionamos palmo a palmo y solo se encontraron sus pertenencias», lamenta, ya que, como dice, «encontrar a vivos justifica cientos de horas de entrenamiento. Cuando tienes la suerte de localizar a la persona desaparecida nos abrazamos de alegría».

 

AHOGADO

De ahí que se entristezca al recordar la búsqueda de un hombre al que se perdió la pista en Perlora y que, tras peinar toda la costa, finalmente fue encontrado ahogado en el puerto de Gijón. Las cámaras del tren dieron la pista de su ubicación.

Ortal apunta que nunca hay que dar nada por sentado. Pone un ejemplo. Buscando a una mujer que había desaparecido de un geriátrico de Albandi, su perro ladró delante de una casa y salió corriendo detrás de un gato. «Repasamos todo el territorio y apareció al día siguiente precisamente en aquella casa. Es algo que me sirvió de experiencia», admite. También intervino cuando la fábrica Ortiz se vino abajo en enero de 2010 porque los servicios de emergencia no sabían «si podía haber mendigos en su interior».

 

El auxilio a personas es la tarea principal, pero no la única. Su trabajo incluye exhibiciones, donde son habituales las referencias a La Patrulla Canina, los populares dibujos animados. «Siempre nos preguntan, aunque hay veces que no me entero mucho porque no conozco mucho la serie. Ya me pilla de lejos», bromea Ortal. 

 

Uno de sus hijos (tiene tres) fue el responsable de que se metiera de lleno en este mundo. Ocurrió hace 12 años cuando David Ortal llegó a casa con un pastor alemán. El cabeza de familia pensó que «no quería un perro ocioso, así que decidí que hiciera algo útil para la sociedad y contacté con el grupo», dice. No cumplió su deseo hasta que tuvo una tercera mascota porque los anteriores optaron por una vida con menos riesgo. 

 

1/6

La palabra de Peñas

¿Sabe de algún acto en la Comarca y quiere que lo publiquemos? ¿Tiene alguna queja, inquietud o sugerencia?

EL FARO

DE GOZÓN Y CARREÑO

Sede Social:

Calle El Cueto, 14, 3º Izq.

33430 Candás

Carreño (Asturias)

Teléfono: 985 87 25 48

Móvil: 687 979 619

e-Mail: elfaro@elfaro.as

 

DEPÓSITO LEGAL:

LU-305/05

 

Páxines n'asturianu espublizaes cola ayuda de la Conseyería de Cultura del Principáu d'Asturies

© 2005-2021 por VENTURA Y EL FARO S.L. • Prohibida su reproducción total o parcial, aún citando su procedencia, salvo permiso expreso.